CHILE: FOLLETO. “UNA CORTA VIDA DE REVUELTA VALE MÁS QUE CIEN AÑOS DE SUMISIÓN. JAVIER RECABARREN PRESENTE!”

CHILE: FOLLETO. “UNA CORTA VIDA DE REVUELTA VALE MÁS QUE CIEN AÑOS DE SUMISIÓN. JAVIER RECABARREN PRESENTE!”

 

Click en la imagen para descargar

¡¡¿11 años?!! Es lo que exclamamos al enterarnos de las ideas y las prácticas que enarbolaba el compañero Javier Recabarren. Sin duda nos sorprendió su corta edad al conocerlo a partir de las primeras formas de agitación en torno a su memoria después de que fuera atropellado y muerto por un autobús el 18 de marzo de 2015.

Con su presencia en la calles, con su capucha en manifestaciones, con su participación en disturbios y enfrentamientos con las fuerzas del orden, agitando por la liberación animal y reivindicando la anarquía, la corta vida del compañero Javier Recabarren sin duda tiene más valor que cualquier larga existencia de obediencia y sumisión.

A un año de su muerte, difundimos iniciativas de propaganda y acción a través de las cuales se ha comenzado a saludar la vida del compañero desde la memoria insurrecta. Incluimos la convocatoria a una semana de agitación realizada por compas anónimxs en marzo de 2016 en la cual se describen aspectos relevantes de la vida del Javier.

Son sus entornos más cercanos quienes tienen la tarea de compartir más sobre lo que fue su vida, sus ideas, sus contradicciones, sus apuestas por la revuelta contra el orden establecido. Quienes no le conocimos, aportamos desde nuestra posición fraterna y cómplice con todxs aquellxs que alimentan la rebelión contra el poder y toda forma de autoridad.

¡CON CLAUDIA LÓPEZ, ALEXIS GRIGOROPOLOUS, MAURICIO MORALES, JONNY CARIQUEO, SEBASTIÁN OVERSLUIJ Y JAVIER RECABARREN EN LA MEMORIA Y EN LA ACCIÓN ANTIAUTORITARIA!

¡A PROPAGAR LA OFENSIVA CONTRA TODA FORMA DE PODER!

Sin Banderas Ni Fronteras, núcleo de agitación antiautoritaria.
Chile, marzo de 2016.

CHILE: A 1 AÑO DE LA MUERTE DE JAVIER RECABARRENCHILE: A 1 AÑO DE LA MUERTE DE JAVIER RECABARREN

CHILE: A 1 AÑO DE LA MUERTE DE JAVIER RECABARREN

 

 

[ENMARCADO EN LA SEMANA DE AGITACIÓN]
A 1 año de la muerte de Javier Recabarren:

Concentración/Homenaje:
Día/hora: 18 de Marzo, 19:00hrs
Estación metro Ecuador

Incentivamos a llevar lienzos, carteles, banderas etc.

Colectivo Animalista Alza Tu Voz.

ALEMANIA: 9 COCHES INCENDIADOS EN MULHEIM AN DER RUHR EN SOLIDARIDAD CON LXS COMPAS DE LA CCF Y CON MÓNICA Y FRANCISCO. (ES-EN)

ALEMANIA: 9 COCHES INCENDIADOS EN MULHEIM AN DER RUHR EN SOLIDARIDAD CON LXS COMPAS DE LA CCF Y CON MÓNICA Y FRANCISCO. (ES-EN)

 

En la madrugada del 14 de febrero prendimos fuego al cementerio urbano de Mulheim An Der Ruhr quemando nueve coches colocando artefactos incendiarios caseros en los neumáticos. Para nosotrxs todos los coches son igualmente máquinas tóxicas y desagradables del sistema tecno-industrial, así que los quemamos indiscriminadamente, escogiendo no limitarnos a apuntar a alguna abstracta definición de coches “de lujo”.

Este ataque fue un acto de venganza por todxs lxs compañerxs no-humanxs aplastadxs en las carreteras del “progreso” humano, y cuyas vidas y hogares son destruidos todos los días para producir coches para el buen funcionamiento de la sociedad y para la acumulación de poder en las manos de las corporaciones destruyendo nuestro hogar, el ambiente natural.

Escogimos actuar un día antes de la fecha original para el juicio por el caso del intento de fuga de la Conspiración de Células de Fuego – Célula de Miembros Presxs, para permanecer con ellxs hasta que todas las prisiones sean cenizas y ruínas, y todxs lxs compañerxs humanxs y no-humanxs sean libres.

También enviamos nuestros saludos, amor y rabia a Mónica Caballero y Francisco Solar, cuyo juicio ha sido fijado para los días 8, 9 y 10 de marzo por las bombas colocadas en dos iglesias en España.

Esto es un gesto de complicidad en la guerra por la liberación total.
¡Adelante con el rechazo violento de la civilización y sus valores!

¡Hasta que todxs seamos libres!

Célula de Fuego Salvaje – ALF/ELF/FAI

__________________________________________

9 cars burnt in Mulheim, Germany, by Wildfire Cell – ALF/ELF/FAI

 

In the early hours of February 14th, we set fire to the urban-cemetary of Mulheim An Der Ruhr, burning nine cars by placing home made incendiary devices on the tires. To us all cars are equally disgusting and toxic machines of the techno-industrial system, so we burn them indiscriminately, choosing not to limit ourselves to targeting some abstract definition of “luxury” cars.

This attack was an act of vengeance for all the nonhuman comrades crushed on the roads of human “progress”, and whose lives and homes are destroyed every day to produce cars for the smooth functioning of society and theaccumulation of power to the hands of the corporations destroying our home, the natural environment.

We chose to act one day before the original date of the court case for the attempted escape of Conspiracy of Cells of Fire – Imprisoned Members Cell, to stand with them until all prisons are ashes and ruins, and all human and nonhuman comrades are free.

We also send our greetings, love and rage to Monica Caballero and Francisco Solar, whose court trial has been set for the 8th, 9th and 10th of March for the bombing of two churches in Spain.

This is a gesture of complicity in the war for total liberation.

Onward with the violent rejection of civilization and its values.

Until all are free!

Wildfire Cell – ALF/ELF/FAI

____________________
Fuentes:
http://actforfree.nostate.net/?p=22763
https://vozcomoarma.noblogs.org/?p=10753

CHILE: SEMANA DE AGITACIÓN A LA MEMORIA DE JAVIER RECABARREN DEL 11 AL 18 DE MARZO

CHILE: SEMANA DE AGITACIÓN A LA MEMORIA DE JAVIER RECABARREN DEL 11 AL 18 DE MARZO

 

https://es-contrainfo.espiv.net/files/2016/02/semanadeagitaci%C3%B3njavierrecabarren.jpg

 

Con la simple y clara intención de hacer prevalecer la memoria combativa a un año de la caída de Javier Recabarren hacemos el llamado a agitar por su memoria, desatando las ideas y prácticas que nos mueven invitando a avanzar en un continuo de lucha junto a nuestros/as muertos/as.

Quizás muchos no saben quien fue Javier, para ellos/as y para quien se interese aportaremos un poco con su vida. Javier tenía 11 años, pese a ser pequeño era parte de la lucha por la liberación animal y participaba abiertamente en instancias anárquicas/antiautoritarias.

Javier al igual que muchos/as era parte de la lucha callejera, esa que había dejado como legado un 2011 (y siguientes años) de fuego en las calles, de constantes focos de disturbios que surgían al calor de las marchas a las que los/as anarquistas se sumaban para aprovechar la instancia para propagar la revuelta y el ataque descontrolado contra cada símbolo de dominio y las policías en todas su modalidades.

La rapidez y constancia de la lucha callejera fue escuela para muchos/as que pasada la algidez social persistieron en continuar luchando, para algunos/as fue tan solo el comienzo de un crecimiento en ideas nacidas desde el ataque visceral, desde el odio mismo a la autoridad; ahí estaba Javier. Los libros, fanzines y panfletos hicieron compañía del compañero a cada momento, preocupado constantemente de aprender, reflexionar y seguir aportando en lo que el creía: en la lucha contra las jaulas, la liberación total.

Y así fue como la tarde del 18 de marzo del año 2015 nos enteramos por la prensa del poder que un pequeño joven había muerto tras ser arrollado por una bastarda que conducía una maquina del capital, un bus del transantiago que acabó con su vida.

El era Javier Recabarren, el joven muerto. Se nos iba el guerrero vegano que luchaba contra el zoológico y por la liberación animal, levantando barricadas en las calles e intentando rescatar más de alguna vez algún animal en cautiverio. Se nos iba el joven afín a la lucha antiautoritaria, que participaba de actividades y era solidario con los/as presos/as en lucha. Se nos iba el encapuchado que quemaba la bandera de EE.UU. en la descontrolada protesta en el centro de Santiago en la funa al documental de Pinochet del día 10 de Junio del año 2012. Se nos iba el encapuchado que atacaba a la policía en las marchas estudiantiles, en la romería, en las conmemoraciones. Se nos iba el encapuchado que escapó corriendo desde dentro del “carnicero” al ser detenido tras atacar un McDonald’s en una manifestación animalista el día 18 de Octubre del año 2014. Se nos iba el joven que arrinconado en un burdel policial -detenido- era mojado con mangueras, mientras lo amenazaban y golpeaban, pese a ello -choqueado- al salir de la detención le contó lo sucedido a sus compañeros/as pero les reafirmaba que jamás cooperó con la policía.

Esas palabras y acciones tenían claridad, no dejaba espacios para dudas en su opción de vida, jamás lograron apagar sus GANAS, CONSECUENCIA Y DIGNIDAD.

Se nos fue hace un año Javier Recabarren a sus cortos 11 años llenos de juventud insurrecta, de alegría combativa y descontrol propio de un pequeño rebelde. Javier es parte de la memoria anárquica, nos duele su partida, pero tenemos que dejar claro que jamás quedara en el olvido; y es así como hacemos el llamado a los/as rebeldes, revolucionarios/as, subversivos/as, anarquistas, en la calle, en prisión y en cualquier parte del mundo a hacerse parte de este llamado abierto a una Semana de Agitación a su memoria día 11 al 18 de Marzo, a propagar su vida y la acción de la forma que creamos posible.

 

JAVIER RECABARREN: PRESENTE
JUVENTUD COMBATIENTE: INSURRECCIÓN PERMANENTE
HASTA ABRIR LA ÚLTIMA DE LAS JAULAS: POR LA LIBERACIÓN TOTAL

 

PD: Esperamos que puedan enviar las iniciativas a las páginas de contrainformación, como también nos las pueden hacer llegar al siguiente mail: semanadeagitación[arroba]riseup.net

JORNADAS ANÁRQUICAS EN DEFENSA DE LA TIERRA Y EL MAR KALLFUKO/ 24 Y 25 DE FEBRERO

JORNADAS ANÁRQUICAS EN DEFENSA DE LA TIERRA Y EL MAR KALLFUKO/ 24 Y 25 DE FEBRERO

 

12705174_1582678535320878_2110929203170567677_n

 

El capital / estado devasta día a día la tierra para el progreso de esta avasalladora máquina de muerte. La represión a los grupos de resistencia y métodos de control se acrecientan cada vez más.

Al sur de las regiones del mundo se están llevando a cabo mega proyectos industriales de extractivismo y explotación involucrados con el IIRSA (Iniciativa para la Integración de la infraestructura regional sudamericana) con una complicidad de la sociedad ciudadanista firma pactos de muerte para arrasar con toda forma de vida.

Desde Kallfuko estamos inmersos en esta invasión de los grandes capitales, es por ello que antes de presenciar el espectáculo, antes de ser el eslabón totalmente cerrado de la cadena, preferimos y decidimos atravesar hacía la negación rotunda de existir que impone el poder, y afirmar otras formas de entendernos, de luchar, de romper con lo establecido, generar apoyo mutuo, difundir las ideas anarquicas.

Quisiéramos invitar a todos y todas quienes se posicionan en defensa de la tierra y el mar desde las prácticas e ideas antiautoritarias, a participar de este primer encuentro a realizarse en Kallfuko los días 27 y 28 de Febrero:

*feria del libro * propaganda * debates y presentación de libros y experiencias * música * teatro

A aquell@s que deseen aportar con experiencias y temas referentes a las problemáticas de la devastación,o desean participar llevando propaganda y sus libros para la feria escriban a gatasygaviotas[@]riseup.net

esta semana subiremos el cronogramaa casi completo

asistan y difundan

CHILE: FOLLETO “HASTA QUE TODXS SEAMOS LIBRES”. MARIUS JACOB MASON: PRESO ANARQUISTA TRANSGÉNERO

CHILE: FOLLETO “HASTA QUE TODXS SEAMOS LIBRES”. MARIUS JACOB MASON: PRESO ANARQUISTA TRANSGÉNERO

 

HASTA QUE TODXS SEAMOS LIBRESClick en la imagen para descargar

 

El compañero Marius Mason es un prisionero transgénero anarquista, encarcelado desde marzo de 2008 por actos de eco-sabotaje luego de que su ex compañero – Frank Ambrosio -,se volviera informante del FBI. Marius enfrentaba una pena de cadena perpetua si se iba a juicio, por lo que aceptó su participación en la quema de una oficina relacionada con la investigación en alimentos genéticamente modificados, entre otras acciones. Finalmente, quedó condenado a 22 años de prisión.

Actualmente, Marius se encuentra encerrado en una pequeña prisión de alta seguridad en Texas, EEUU, donde recibe pocas visitas, su correspondencia es monitoreada y es mantenido en un aislamiento social intenso.

Desde el año 2013, grupos de apoyo solidarios con Marius y con el compañero Erick McDavid (eco-anarquista detenido junto a Marius en 2008 y recientemente excarcelado) han impulsado durante los meses de junio jornadas de solidaridad internacional con lxs compañerxs presxs de larga condena.

Además, desde que Marius se declaró transgénero a partir del año 2014, cambió su antiguo nombre femenino Marie Mason para tomar para sí mismo el nombre del expropiador anarquista de principios del siglo XX Marius Jacob. Desde aquel momento, su nombre es Marius Jacob Mason.

En los últimos años, Marius ha luchado por conseguir un trato digno para lxs prisionerxs trans (medicamentos, hormonas, posibilidad de cambiar sus nombres según sus propias opciones,  etc) sin dejar que esto opaque sus posiciones de lucha por la liberación humana, animal y de la Tierra sino más bien integrando las diversas expresiones de esta la lucha como parte de un mismo deseo por eliminar toda forma de dominación.

En ese contexto, a partir de la idea del compañero, se gestó un llamado para el día 22 de enero abrir instancias de apoyo y acción con lxs prisionerxs transgénero. En ese marco, difundimos en este folleto dicha convocatoria junto a palabras de Marius, como forma de solidaridad con él y su iniciativa, difundiendo su historia, sus posiciones y las problemáticas que visibiliza como prisionero anarquista transgénero.

Para nosotrxs, no importa si quien lucha es mujer, hombre, transgénero, lesbiana, gay, hetero, negrx, blancx, del sur, del norte, humanx o animal. Cualquier individux que se posicione del lado de la libertad combatiendo la dominación es nuestrx compañerx de ruta en la aventura de la Anarquía, ya que consideramos que nuestra identidad de lucha no está determinada por la sexualidad, raza, país, clase o especie de la que provengamos sino por las elecciones que tomamos y las acciones que llevamos a cabo para destruir toda forma de opresión sobre nuestras vidas.

Para nosotrxs, el compañero Marius es unx de lxs nuestrxs en el sendero continuo y multiforme de la lucha antiautoritaria y comprendemos que en la base de cualquier forma de opresión (Estado, patriarcado, capitalismo, civilizacón, heteronormativismo antropocentrismo, dictaduras, democracias, etc) está siempre subyacente la noción de poder, de autoridad y dominación de unxs sobre otrxs. A la destrucción de esas lógicas apuntamos cada día con nuestras vidas en lucha.

Ayer, hoy  y mañana:
¡Liberación humana, animal y de la Tierra!
¡Conflictividad permanente con quienes defienden y se benefician de cualquier forma de dominio y explotación!

 

Sin Banderas Ni Fronteras, núcleo de agitación antiautoritaria.

sinbanderas.nifronteras[@]riseup.net
Chile-Enero 2016

E.E.U.U.: DECLARACIÓN DEL COMPAÑERO ANARQUISTA MARIUS MASON POR EL DÍA DE SOLIDARIDAD CON PRESXS TRANS

PALABRAS DE MARIUS POR EL DÍA DE ACCIÓN POR LXS PRISIONERXS TRANS.

 

 

Feliz Año Nuevo, familiares y amigxs! Muchas, muchas gracias por tanto apoyo y atención durante este año tanto a lxs amigxs de larga data y a lxs nuevxs amigxs de correspondencia. Me siento muy agradecido y siempre me siento muy honrado por el estímulo y los recursos enviados por gente que ya está haciendo tanto por aumentar nuestras posibilidades colectivas de supervivencia. Las noticias han estado llena de historias sobre alguien que ganó el pozo principal de la lotería en EE.UU. Pero la más importante “victoria ” no tiene nada que ver con el dinero. Yo apuesto a que el movimiento gane a lo grande este año: alcanzar un mayor control sobre sus comunidades y en la defensa contra la brutalidad policial y la desigualdad racial, ganar más victorias para los animales y en la defensa de los espacios salvajes, en la creación de relaciones sociales basadas en el respeto, dignidad y compasión para todas las personas… independientemente de su raza, orientación, credo o la presentación de género.

Gracias por venir juntos hoy, para apoyar a lxs miembrxs de nuestra comunidad que luchan tan duro detrás de los muros para mantener intacto el sentido de sí mismxs. La soberanía sobre nuestro ser, nuestro cuerpo, es esencial para cualquier otro tipo de libertad que sea posible. Al llegar a prisionerxs trans, afirmas su derecho a definirse a sí mismxs por sí mismxs y defenderlxs contra las voces abrumadoras que afirman que no existen, que deben permitir que otrxs lxs definan. El entorno de aislamiento de la prisión es tóxico e intimidante, y equivale a la forma más cruel de tortura psicológica. Cuando ofreces ayuda y solidaridad, se puede salvar vidas. Sé que en el último año y medio- mientras he luchado para hacerme valer a mí mismo como un hombre trans, y mientras he abogado por los cuidados médicos adecuados para mi disforia de género – han sido los tiernos y amorosos recuerdos de mi familia extendida de solidarixs los que me han dado la fuerza y el coraje para continuar. Por favor, únanse conmigo en ofrecer esta ayuda a tantxs otrxs que lo necesitan para seguir adelante. Nunca subestimes el poder curativo de una carta, las cartas me han hecho seguir adelante… y quiero transmitir ese regalo, si ustedes me ayudan.

Gracias de nuevo por acudir juntos en este día, conectándose con lxs de dentro que realmente lxs necesitan para que lxs vean como realmente son y tratan de ser. Hasta las cárceles desaparezcan, tenemos que trabajar duro para apoyar a aquellxs de lxs nuestrxs dentro de las prisiones – en especial aquellxs que no siempre son tan visibles para el resto del mundo. Siempre estamos más fuertes juntxs.

Marius Mason
Enero 2016

 

Traducción: Sin Banderas Ni Fronteras

ESPAÑA: “NO PIENSO ROMPER MI RECTITUD” CARTA DE NAHUEL A WOLF DOWN

ESPAÑA: “NO PIENSO ROMPER MI RECTITUD” CARTA DE NAHUEL A WOLF DOWN

 

Straight-Edge-Madrid-680x365

 

Quizá esté solo aquí, pero muchas gracias a todos mis hermanos y hermanas de alrededor del mundo que hacéis que sienta vuestro calor y vuestra paz. Aprecio mucho las cartas que me enviáis.

Siento vuestra amistad, estáis cerca de mí.

Os lo agradezco a todos y especialmente a Valentino, de xCenerex, a los chicos de To Ashes, a Wolf Down, a Joel y a su novia, a xIronx, a los chicos de SXE Berlin y a todos los colectivos animalistas que han mostrado su apoyo alrededor del mundo.

En la cárcel, ser vegano y permanecer libre de drogas es jodidamente difícil. Las drogas están presentes en el día a día, y no solo las ilegales. Los doctores administran a los presos pastillas que hacen que actúes como un zombie y si causas problema te harán tomar Lexatin (por la fuerza); esa mierda te deja completamente hecho polvo, como un muerto viviente.

He estado escribiendo antes sobre los problemas de ser vegano en la cárcel, pero el tráfico de drogas, aquí dentro, es un verdadero problema. Los internos están casi cada día o sobreexcitados o hechos polvo. Se trafica sin ningún tipo de impedimento, sin problemas, y la mercancía es vendida y consumida con facilidad y rapidez.

Yo estoy en el bloque-módulo 3, que se supone que está especialmente diseñado para mantener a gente con problemas de adicción… pero no funciona.

A veces, al entrar en los baños puedes sentir el olor de la heroína quemada y tienes que estar muy alerta para no toparte con jeringuillas y agujas tiradas por el suelo.

A menudo puedo ver presos hablando o riendo solos, o gritando, de la misma forma. O quizás incluso completamente paralizados por minutos. Vómitos en el suelo y problemas de respiración son muy habituales los miércoles. El día que reciben el dinero de sus familias.

No les puedo culpar. Pienso que es la manera que ellos tienen de escapar de una realidad de mierda… al fin y al cabo, cada día es igual que el anterior.

Nos levantamos a la misma hora, comemos, paseamos, leemos y dormimos. Y vuelve a empezar otra vez.

Algunos de ellos han perdido a sus familias, a sus esposas, o simplemente, la gente de fuera se desentiende de ellos. El sufrimiento diario y la convivencia en un lugar abarrotado por más de 100 personas son jodidos de llevar. Y eso que este es el bloque que “ayuda” a la gente con problemas de adicción. Ni me quiero imaginar cómo debe de ser la situación en otros bloques.

Por el otro lado están las drogas legales. Las drogas del Estado, las buenas, las pastillas que te convierten en zombi mientras caminas y caminas. Y la “droga especial para rebeldes”.

Tenemos una pastilla para cualquier problema, una pastilla especial capaz de curar la locura, ya sea o no real. Y claro, ser un rebelde o un insubordinado aquí está considerado un acto de locura. Si te rebelas, estás loco y los buenos doctores de la prisión tienes unas drogas especiales para ti.

Ser pobre debe de ser una enfermedad también, porque los doctores tienen pastillas hasta para quien roba.

¿Luchas por lo que tú crees? Bien, hay una cura sencilla para eso llamada libertad, pero es mucho más fácil para ellos encerrarte en régimen de máxima seguridad (FIES).

Los presos saben sobre la problemática de las drogas. Quiero decir, no todos son adictos, algunos incluso no suelen beber alcohol.

Para mí, el humo es el peor problema. Joder, en cada habitación a la que entro hay alguien fumando. Pero en cambio, en este bloque, el que trata con los problemas de adicción, no considera un problema el hecho de fumar. Como me dijo un trabajador: “Sería radical prohibir fumar”. Pero entonces todos estos presos desarrollan cáncer de pulmón y nadie piensa en la conexión.

Aquí, cuando les hablo de mi actitud libre de drogas, la gente me mira como si fuera un rarito, pero cuando les digo que soy vegano (o “vegetariano radical”, como me llaman ellos), me miran directamente como si fuera un alien. Algunos incluso me llegan a preguntar: “Si no bebes, ni fumas, ni te drogas ni comes carne… ¿por qué estás aquí?”

Ellos no entienden el veganismo, solo dos de ellos han intentado el vegetarianismo.

A veces, incluso admiran mi estilo de vida abstemio.

Otros piensan que profeso algún tipo de religión extraña cuando les cuento que tampoco bebo café.

Estoy contento, después de hablar de mi enfoque con respecto a las drogas con los presos, tres de ellos han dejado de fumar delante de mí. Para mi es algo grande que demuestra que son buenos tipos.

El 90% de los reclusos están por dos razones; ser pobre y por supuesto, el asunto de las drogas. Por vender, traficar u ocultar drogas o por cometer un crimen bajo los efectos de estas.

Sí, es jodido, pero la cárcel no es la solución. Ellos nunca serán. Algunos de ellos se volvieron adictos tras entrar aquí.

Este lugar es como un monstruo que devora a la gente. Un monstruo creado por y para perpetuar el sistema.

Un día la cárcel será algo del pasado. Ese día llegará. Pero ahora, la resistencia es la única manera de hacer que ese día llegue.

Nadie creía que el Impero Romano se vendría abajo.

[Parafraseando a Earth Crisis en la canción “Gomorrah’s season ends!”]

“Desde del centro de mi ser llega esta promesa hacia mí mismo de que no romperé mi honor ante nada. Una misión de un solo camino a lo largo de la vida. No cambiaré mi curso.

Hay demasiado por experimentar y lograr para desperdiciar un valioso segundo en beber o envenenarme. Un pensamiento revolucionario efectivo, la claridad de la mente que he alcanzado. Lo veo todo tal y como es, como los tiempos de Gomorra acaban en la tumba…

Así que todo lo que necesito es este juramento que me mantiene LIBRE. Por eso soy real para siempre. Soy Straight Edge. SOY STRAIGHT EDGE.”

Hace más de dos meses que estoy encerrado. Fui arrestado junto con otros amigos por formar parte de SXE Madrid. El gobierno nos considera “grupo terrorista”. ¿La razón? Ser parte de la manifestación de lucha contra el gobierno, aquí en España. Por formar parte de la gente que jamás dejará solas a aquellas personas que han perdido su hogar. Yo, de la misma forma que mis amigos, formábamos parte del movimiento anti-desahucios, y también del movimiento de liberación animal.

Ellos nos llaman terroristas. Ellos me llaman terrorista. Pero solo éramos un grupo de amigos con la intención de crear un espacio libre de drogas en la escena hardcore punk antifascista y anarquista de Madrid. Queríamos demostrar que el Straight Edge es mucho más que deportivas caras, “mosh-pits” o bailes en el escenario. Significaba motivar un cambio.

Yo usaba mi sobriedad para ayudar a aquellos que estaban luchando contra las adicciones, de la misma manera que la usaba para luchar contra la injusticia y la opresión, clamando por la liberación humana y animal. Ese es mi crimen, ser un disidente.

Estoy preso bajo “FIES 3”. Preso de máxima seguridad. Considerado terrorista.

Solo puedo mandar dos cartas por semana, todas mis comunicaciones son intervenidas y estoy constantemente vigilado.

No quiero hablar sobre mi tristeza o mi dolor, si no sabéis que es el Régimen FIES os recomiendo la lectura del libro “Huye, hombre, huye” de Xosé Tarrio, otro preso FIES.

Creo que en alemán sería: “hav ab, mensch”.

Me siento roto, pero tengo el apoyo de todos mis amigos, mis seres queridos, mi madre. Ella me dijo una vez: “Si caes, no pasa nada. Estoy aquí para apoyarte”. Por eso la resistencia es la única cosa que tengo en la cabeza ahora mismo.

Mantenerme vegano aquí dentro es jodidamente difícil, pero no imposible. De todas formas, la vida animal en granjas, zoos y laboratorios es bastante más dura que aquí. Incluso si solo he de comer pan y pasta, me negaré a apoyar la crueldad animal. Además, estoy alegre de ser SXE y no formar parte de este mundillo de drogas. No pienso romper mi rectitud.

Estoy en la cárcel. Eso es algo a lo que debo enfrentarme. No soy libre, es un hecho, pero siguen habiendo muchos animales a los que podéis ayudar y que están clamando libertad, que están pidiendo a gritos que los liberéis.

Hay mucha gente sin tener donde dormir o qué comer, y nosotros podemos ayudarles.

Hay mucha gente que ha perdido todo y ahora mismo arriesga su vida para empezar de nuevo.

Mi situación no es nada comparada a la de aquellos que su propia vida es un sufrimiento.

Escribo esto no para que me apoyéis, sino porque quiero que mi voz se oiga (o se lea) fuera de estos muros. No quiero que me apoyéis. Quiero que apoyéis a la causa de liberación animal, al movimiento de liberación de La Tierra. Cada acción es un paso para la construcción de un mundo mejor. Para todos los veganos, straight edge, punks, chavales del hardcore. Estoy aquí porque en este mundo hay solo dos opciones: obedecer o luchar. Y yo he escogido la última. La más difícil.

Ahora estoy lejos de mi familia y mis seres queridos, pero espero que esta carta sirva para acercarme a todos vosotros.

Sé que lo que digo puede sonar a locura, pero no es imposible. Si permanecemos unidos podremos hacerlo posible.

Para toda la gente que ha luchado contra las injusticias para ofrecernos el sueño de un mundo mejor.

Para todos aquellos que siguen luchando alrededor del globo para que esto suceda.

Solo creando espacios propios y creando webs de solidaridad con el resto de camaradas haremos que esto se convierta en una realidad.

Soy pobre, inmigrante (peruano), un “spic” (término ofensivo para los latinos en EEUU) para la policía. Soy Vegan Straight Edge.

Este mundo está muy jodido, pero sigo creyendo en el poder que tenemos para cambiarlo. Así que hacedme este favor: haced que este nuevo mundo se haga realidad.

 

Si quieres apoyar a Nahuel escríbele una carta/postal a la siguiente dirección:

Manuel “Nahuel” Bustamante Vergara

Centro Penitenciario Madrid IV

Navalcarnero CTRA N-V Km 27,7

280600 Navalcarnero, Madrid.

____________________
Fuente: https://publicacionrefractario.wordpress.com/2016/01/22/espana-no-pienso-romper-mi-rectitud-carta-de-nahuel-a-wolf-down/

MANIFIESTO ANTICIVILIZACIÓN – DESTRUIREMOS NUESTRO INFIERNO – Por Re-Evolución

MANIFIESTO ANTICIVILIZACIÓN – DESTRUIREMOS NUESTRO INFIERNO

Por Re-Evolución

 

NOTA CYBERPUNK:

Este manifiesto es de hace varios años atras, de lxs extintos editores Re-Evolucion.

_________________________________________________________________________

Imagen

 

ÍNDICE

* Contra la distracción

* Destruiremos nuestro infierno

* Donde acaba la Realidad comienza la fiesta

* Mirándote a los ojos

* Desde la domesticación

* Contra su historia

* La Eremita Hereje

* Salvajes hasta morir

* Masa y tecnología

* Golpes, al Goliat!

* Fin… o Principio

__________________________________________

CONTRA LA DISTRACCIÓN

 

“De momento comencemos escupiendo. Fuerte. A la mujer que compra el “Hola” en el kiosko. Al académico que engola la voz. Al locutor que se relame con la noticia (cualquiera). Al que se masturba en el confesionario o pone la otra mejilla al que le insulta. Al político que habla de la democracia. Al líder del proletariado que se llena la boca hablando en su nombre. Al que habla de los sagrados valores de la patria. Leyes antiterroristas? Pero la saliva no mata… Y ustedes sí.” Andrés Sorel.

  “En nuestra tumba pondrá: de estos dos imbéciles el mundo se ha reído y no se han enterao.” La Polla Records

 

1. Ningún  fantasma recorre Europa. Ya no hay tierras que recorrer. El Espectáculo lo ha recubierto todo y a todos atrapa. Empaña todas las pupilas: la del niño japonés que se tira desde una ventana frustrado por la disciplina mecánico-militar escolar, en sus megaciudades de masa humana apiñada; la del adolescente yanqui en el momento de disparar las decenas de muertes de sus compañeros y autoridades-profesores en el instituto; la del joven al entrar la aguja en su brazo, tirado junto a una vomitona y una botella litrona en un lúgubre portal de las noches de neón; la del ama de casa cuyo pan consagrado es el Prozac, tomado litúrgicamente con la fe en ello, para escapar de la depresión crónica; la del currante al caerse de un andamio; la del trabajador de cuello blanco con la soga de la rutina, la monotonía y el vacío al cuello; la del hombre de negocios al ver su crack del `29 particular, y sentir como la cocaína juega con su estrés y su maltrecho corazón; la del pensionista al esperar desesperando que llegue su muerte…

2. La vida jamás ha tenido menos sentido. La vida jamás ha sido tan poco sentida. La vida jamás ha sido tan poco vivida. Jamás tan plástica, triste, desapasionada, y desnaturalizada, y al mismo tiempo tan entretenida. ENTRETENERSE ESPERANDO A LA MUERTE ES LO QUE HOY SE CONSIDERA VIVIR. Todo gira alrededor de una palabra: “más”. Queremos más tiempo… que desperdiciar. Queremos más cosas… con las que enterrarnos. Nacemos para morir y el camino está fríamente trazado en el inconsciente colectivo de este moribundo organismo vuelto máquina que es la sociedad: estudiar a disgusto para vivir, trabajar a disgusto para vivir, jubilarse a disgusto para morir… morirse de disgusto por no haberse atrevido a vivir. Nacer para vivir… pero una vez socializad@ por la familia, la escuela, la fábrica, el televisor, la calle, el bar… VIVIR PARA MORIR.

3. Nos dicen que jamás en la Historia el individuo ha tenido tantas posibilidades, jamás ha vivido tanto tiempo, jamás ha tenido a su alcance tantas distracciones… ¡Y ya basta!. Esto ya se acabó. Vivimos La Mentira, y ella será destruida. Es tiempo de luchar. No queremos posibilidades prefijadas sino aventuras instintivas; no queremos vivir mucho tiempo sino vivir el tiempo. No queremos distraernos sino gozar.

 4. ¡Basta ya de realismo! ¡Qué termine el espectáculo! ¡Qué empiece la fiesta de la insurrección!

__________________________________________

DESTRUIREMOS NUESTRO INFIERNO

 

“Esos poetas infernales, / Dante, Blake, Rimbaud… / que hablan más bajo… /que toquen más bajo… / ¡Qué se callen! / Hoy /cualquier habitante de la tierra / sabe mucho más del infierno / que esos tres poetas juntos.” León Felipe

“Si no hacemos lo imposible nos encontraremos con lo impensable” Vieja pintada del interrumpido ´68

“A la mierda el Armaguedón… ¡Esto ya es el infierno!” Bad Religión

 

5. En este país 3 millones de personas sufren depresión crónica, (500 millones, que se sepan, en el mundo) y el consumo de las drogas legales para ocultar cínicamente la infelicidad se ha triplicado entre 1992 y el 98, mientras que en el Corazón de la Bestia, EEUU, 40 millones son las arterias que sangran Prozac.

6. Suicidios en aumento en todas las sociedades civilizadas de hoy, violencia en aumento en el mundo entero, personas encarceladas en aumento continuo en el Occidente de la Democracia (2 millones en EEUU, frente al millón que había en el 1990; 50.600 en España  frente a los 14.500 del 1986; etc.) ¡Miseria en aumento en todo el mundo tecnológicamente globalizado!

7. Y ya nadie cree en psiquiatras, ni en que las drogas legales o ilegales puedan solucionar nada. Y ya nadie cree en gobiernos y políticos, ni en altruismos empresariales. Ya nadie cree, o eso parece, pero todo es mentira. No creen pero van a psicoterapias, no creen pero consumen “soma”, no creen pero votan, no creen pero no cuestionan el salario, porque vivimos en una sociedad de crédulos. Creen que nada se puede cambiar, creen que el que haya que trabajar es inevitable, creen que son necesarios policías, militares y estados. Creen en la necesidad del sistema tecnológico… ¡Creen que es necesario o inevitable su dolor y sufrimiento! ¡Creen en el Infierno! ¡Adoran el Molach! ¡Suben ell@s solit@s la escalinata hacia el altar del sacrificio y en su camino suicida destrozan todo lo que a esta raza civilizada se le pone al paso!… Suda sangre la Madre Tierra y se levantan sus raíces. Nos empeñamos en que el canto gore del Apocalipsis parezca un cuento para críos recomendado para todos los públicos… viviendo una realidad no recomendada ni para el peor de l@s enemig@s.

8. Pero cada vez hay más gente que se revela contra la Realidad… Pero también hay cada vez más alucinados por residuos marginales de la Realidad que pretenden erguirse en alternativa, y que no son más que otras caras de la misma realidad. En este país 35.000 personas AL DÍA van a curanderos, brujos, meigas y demás místicos en busca de la redención que la Realidad no les puede ofrecer, de las miserias que ella misma crea. En este país se empiezan a asentar l@s telepredicador@s yanquis y brasileñ@s, juntando ya miles de almas en estadios de fútbol, precisamente en otro de los grandes escenarios del Espectáculo alucinado de la Realidad. Y las sectas no paran de crecer y multiplicarse, como por ejemplo la nazi-mística Nueva Acrópolis, o la adoradora de la superpoblación y el vil metal OPUS DEI, sin lugar a dudas mucho más políticamente correcta –¡Y tanto, si la mitad del gobierno son fieles de la Obra!-.

9. Suelen decir los radicales, los críticos, los intelectuales, los curas, ¡los teólogos de todas las Iglesias de la Realidad!, que vivimos en una época de crisis de valores. Pero todos mienten, aunque no sean conscientes, pues ellos viven en la Realidad. ¿Crisis de qué valores? ¿Solidaridad, hermandad y todos esos engaños cristianos? ¿O no será una crisis de religiosidad, de religare, o existencial?  Lo que vivimos es una crisis de Realidad, de Seriedad, de Posibilismo… Ya nadie cree pero cree, y eso desconcierta. Es la Realidad la que debemos combatir con todas nuestras fuerzas, y esta sólo puede ser una tarea emprendida  por loc@s que se escapen del manicomio que es esta Megamáquina social, para poder incendiarla una vez fuera, para no quemarse en el fuego del apocalíptico fin, que, lo precepitemos o no, consumirá antes o después esta triste Realidad… Una tarea de loc@s incendiari@s y desertor@s, sin cabida en partido, O.“N”.G, o sindicato alguno.

__________________________________________

DONDE ACABA LA REALIDAD COMIENZA LA FIESTA

 

“El mundo está lleno de propaganda de su propia existencia.” B.Aaronson

 “”Matrix nos rodea. Está en todas partes, incluso ahora en esta habitación. Puedes verla si miras por la ventana, o al encender el televisor. Puedes sentirla cuando vas a trabajar, cuando vas a la iglesia, o cuando pagas impuestos. Es el mundo que ha sido puesto ante tus ojos para ocultar la verdad.” “¿Qué verdad?” “Que eres un esclavo, Neo. Igual que los demás naciste en una prisión que no puedes saborear ni tocar. Una prisión para tu mente.” Matrix

 

10. La Realidad, es el Espectáculo de la vida fingida (actuada, representada, mediada, delegada). La Realidad es donde todo es tan simple y complejo ante los ojos de l@s realistas que tal confusión provoca desorientación. Provoca sensación de cordura ante la democrática Normalidad, el supuesto actuar y pensar atribuido a la mayoría. Provoca impotencia, la sensación de no poder cambiar las cosas, de no poder participar en el cambio, de no haber siquiera cambio cuando nunca nada ha dejado de cambiar. Provoca pretensión de no cambiar, de no deslindarse de las fronteras de la Normalidad de la persona, dentro de la Realidad. Es la alucinación de pensar que el cambio no existe, cuando al mismo tiempo se piensa que existe el cambio, y alucinadamente se cree un@ que no es sujeto, sino solamente objeto del cambio. Porque la Realidad no existe, es un imposible sinsentido contradictorio.

11. La Realidad es la ebria alucinación que se pierde en el resplandor del neón y el cartón piedra. 

12. La Realidad es la última frontera que desalambrar antes de empezar a vivir.

13. La Realidad es el Espectáculo que debe ser lo tomado por inmutable y normal.

14. El Espectáculo es la recreación social que ponemos delante de nuestros ojos. Es la ideología superficial de algo más profundo que aquí llamaremos el Sistema.

15. Toda la sociedad ha sido rediseñada para ser Espectacular. Las relaciones humanas en gran medida se han vuelto meramente espectacular, fingidas o representadas. El espectáculo es el arte de la representación.

16. Así el Trabajo ya no sólo es una forma de  esclavitud del cuerpo, sino también una forma de esclavitud, mediante la representación, de la mente. Pasamos la tercera parte de nuestra vida actuando en el plano profesional. Una dependienta de un gran almacén debe asumir su papel en el espectáculo, disfrazarse, actuar, relacionarse con las demás personas de la manera que se supone debe actuar una dependienta. Ya no sólo debe vender su “fuerza de trabajo” sino sus palabras, sonrisas… su personalidad, siendo una agradable máquina expendedora de mercancías. A su vez las personas con las que interaccionan deben actuar no como personas sino como actores y desarrollar el papel del cliente que asumen inmediatamente al entrar en el establecimiento. De esta manera los dos impulsos de esta máquina de infelicidad, venta-consumo, se encuentran en el espectáculo sin que en el funcionar de la máquina haya roce alguno: ninguno se cuestiona el porqué de este pez que se muerde la cola, el Espectáculo, en los lugares donde opera, que son todos, pues deben de estar atent@s a su actuar, a ser fieles a sus status temporales pero eternos, pues cada día se reproducen. Dependiente-cliente.

17. Este es el circo del gran supermercado. El Supermercado es global. El Supermercado es el planeta entero con todo lo que hay en él, ya esté vivo, muerto o sea inerme: “materias primas”, “recursos naturales”, “recursos laborales”, “recursos humanos”… ¡Mercancías al fin y al cabo es lo único que vemos, y como tal a todo y tod@s tratamos!

18. Nos hemos acostumbrado a que todo sea objeto de transacción y hemos hecho de toda relación una transacción. Incluidas, no pocas veces, nuestras relaciones amistosas y amorosas. Hemos convertido esto en mercados, y dependiendo de en que círculo del mercado te muevas unas características de la “mercancía” son más valiosas que otras: el tener un buen coche, el tener dinero, el ser guap@, el ser extrovertid@, el ser gracios@, el tener liderazgo, o el ser un/a “rebelde”, el vestir de cierta forma, el pensar de cierta otra…

18. En la producción también opera el espectáculo. La persona trabajadora como si de un acto reflejo se tratara comienza su actuar. No le es difícil, simplemente tiene que amoldar sus movimientos y pensamientos a los de la máquina que utiliza. Envueltos en un mundo rutinario, en una sociedad que parece más un ordenador que un compendio de seres vivos, tras largas horas de “harmonización” con la máquina la persona trabajadora está más que de sobra preparada para este papel en el espectáculo.

19. “Esta es la Realidad y lo únicamente posible”… Lo demás es locura.

20. Pero la Realidad, que asumimos mediante el espectáculo, no es simplemente la vieja concatenación vital que todo padre quiere para sus hij@s de “estudiar para conseguir un trabajo, mediante el cual independizarse, y tener su propia familia”, con la cual reproducir el círculo social del eterno retorno.

21. La Realidad es aceptar que el despertador de tu mesilla, parte del Gran Reloj que es el corazón y latir de la Megamáquina social, te ponga en funcionamiento. Es desayunar los productos de una supermercado sin cuestionarse su procedencia, composición, cultivo, la vida que los han creado… Es no cuestionar la división del trabajo, dando por sentado en el inconsciente que todo es producto de una círculo productivo tan mundial como normal, etc., etc.

22. ¡La Realidad es estar en el Gran Supermercado consumiendo propaganda de la existencia propia  de esa mentirosa Realidad, es decir, consumiendo el Espectáculo! Y no sólo es comprar una revista del corazón, ver el Gran Hermano, formar parte del espectáculo deportivo que cada temporada vuelve a comenzar…. ¡No, es mucho más! La propaganda de la existencia de la Realidad es hablar de ir al médico como si esto fuese normal, ¡porque es Normal!, es hablar mientras un avión surca los cielos dando por hecho su normalidad, ¡eso es otra forma de propaganda subliminal y no premeditada de la existencia de la Realidad!

23. El Sistema, la Realidad, la Normalidad, no podría subsistir sin que la propia Realidad no fuese sino un compendio de objetos-acciones propaganda de su propia existencia. Se derrumbaría. Es por esto que quien cree que “la gente tiene comido el coco por el televisor” no es sino un/a cieg@, en un mundo de tuert@s. La televisión, el deporte oficial, etc. son sólo la capa más superficial de la propaganda de la existencia de la Realidad. La punta del iceberg. El enorme resto de este helado iceberg es la propaganda más fuerte y definitoria: la proganda de la Tecnología que configura la ideología más fuerte y definitoria de la Realidad: la Ideología de la Tecnología.

24- La maquinización, la biotecnología, la nanotecnología, el urbanismo para el control y la rebañización, la mecanización de las actividades sociales (transporte, movimiento, creación, recolección…)… El coche, el metro, y las carreteras o raíles, y el uso que de ellas se hace, su fragor, estrés y utilización para la perpetuación de la Realidad son propaganda de la Realidad.

25. El Trabajo, los convenios colectivos, la economía y sus “caprichos”, el “trabajar para vivir”, la máquina que has de hacer girar para cobrar un sueldo, el sueldo… ¡Propaganda del Sistema!

26. El comprar en supermercados lo que haciendo girar la máquina has “ganado” en el Trabajo, la división del trabajo… ¡Propaganda del Sistema!

27. El dar por sentado la estabilidad de la sociedad (tecnológica) con sus industrias, urbes y sus interconexiones, y la existencia de la abstracta Bolsa de Valores, y del Capital, y el Producto Nacional Bruto, o el IPC… ¡Propaganda del Sistema!

28. La Sociedad, la Megamáquina o el Sistema –como se le quiera llamar- es la realidad física de la Realidad Espectacular y su propaganda es omnipresente. Al haberse convertido la sociedad en una máquina “con vida propia” -con la industrialización- las personas se ven relegadas a actuar como engranajes. La Máquina, la Sociedad, es impersonal y transciende a las personas: sigue existiendo cuando el individuo muere. De esta manera la regeneración de individuos simplemente tiene que sustituir al individuo “dado de baja”, en una vida prefabricada mucho antes de que él mismo naciese, adaptándose para esta regeneración desde la infancia a los caprichos de la Megamáquina, y, a lo largo de su vida, a la mutación de ésta.

29. La Megamáquina está en perpetuo cambio –como todo- pero su existencia y propaganda nos quiere hacer creer que ella trabaja de forma suave, en perpetuo desarrollo y crecimiento, sin chirríos relevantes ni posibilidad de explosión. Esto es la ideología de la Calma.

30. Vivimos creyendo que todo fluye, pueden caer las Torres del World Trade Center, explotar Chernobil, o hundirse Argentina, o reventar el Prestige… aquí no pasa nada, pues nada tiene relación, y si pasa pronto se olvida, porque vivimos en la Calma. La Megamáquina que hacemos funcionar “trabaja para nosotr@s”, sólo tenemos que preocuparnos por vivir… Pero en esta situación lo preocupante son dos cosas: la Megamáquina está actualmente mutando rediseñando la sociedad hacia un nuevo y más fiero infierno, y, para colmo, bajo la megamáquina no hay vida posible sino sólo subsistencia.

31. Durante dos millones de años los seres humanos han vivido. La subsistencia no era un vocablo conocido. La lucha por sobrevivir no era preocupación de ningún tipo. Cuando alguna vez un grupo humano se encontraba con una situación de carestía de alimentos (por razones climáticas, o por culpa de su propia depredación del ecosistema donde vivían), al igual que otro animal, vivían o morían. Pero su vida jamás era planteada en términos de futuro. Ahora hemos perdido el carpe diem, el presente, y nuestra vida es una lucha en la subsistencia perpetua (prozac, trabajo, escapar de las mil y una guerras de la civilización, o de las enfermedades que ha creado y expandido la civilización, etc, etc.)

32. Somos lo suficientemente imbéciles para vivir peor –ser menos libres = felices-que hace 2 millones de años. Lo suficientemente masocas para no haber aprendido nada en estos suicidas escasos 6.000 ó 10.000 años de civilización.

33. Somos lo suficientemente alucinados como para no querer escapar de la Realidad. Demasiado realistas para dejar de subsistir y empezar a vivir, distraernos en vez de gozar, porque el realista es un animal cobarde y sin imaginación que no se atreve a ser feliz…

34. Pero cada vez somos más los que nos damos cuenta de que ¡DONDE ACABA LA REALIDAD EMPIEZA LA FIESTA!

__________________________________________

MIRÁNDOTE A LOS OJOS

 

“Hombre que ha perdido su contento, para mi ya no es hombre vivo; es un cadáver animado.” Sofócles

“El tiempo no es sino el río donde voy a pescar. Bebo en él, y mientras lo hago, veo su lecho arenoso y veo cuan cerca se encuentra de mi. Su fina corriente transcurre incansable, pero su eternidad permanece. Yo quisiera beber de más hondo; y pescar en el cielo, cuyo cauce está tachonado de estrellas. No puedo contarlas. Ignoro la primera letra del abecedario. Siempre he lamentado no ser tan sabio como el día en que nací.” H.D. Thoreau

 

35. Comiendo fruta, ayudado por mi cuchillo, sentado a ras de suelo, evaporándose las últimas gotas de rocío de la mañana. Bañando mi cara los primeros rayos del sol, haciéndome entornar los ojos su resplandor, embelesado por la dulce y silvestre sensación me puse a recordar lo que era; lo que fui en otro tiempo.

36. Nunca me gustó la escuela, el primer día que me llevaron a ella –como otr@s much@s- rompí a llorar, como antes de entrar en ella rompía a llorar cuando se me negaba algo y se imponía por fuerza, o se me obligaba a comer dentro de esos rígidos horarios, esa comida de fábrica. Sollozos como en los que siempre rompí cuando se me domesticaba para poder “vivir” en este domesticado mundo, hecho a la medida de la máquina.

37. Tres meses al año me liberaba de todo ese doloroso tedio; de la escuela aburrida y autoritaria, de la ciudad-hormiguero de hormigón, de sus coches asesinos, carreteras peligrosas, de los horarios mecanizantes, de las prisas angustiosas… Incluso el autoritarismo familiar se suavizaba esos meses, en el campo, en medio del bosque, con el fragor del verano, y la cálida compañía de dos buenos amigos.

38. Eran tres meses eternos. Veranos de plenitud donde no existía el tiempo, ni el pasado ni el futuro, sólo vida gozando siempre, con efímeros ratos de indoloro aburrimiento. Meses en los que la socialización perdía su fuerza al jugar paseando hormigas por las manos, atravesando el bosque en busca de refugios fantásticos, investigando sus secretos. Corriendo siempre, pero por placer y no por prisa. Escalando árboles, en vez de peldaños.

39. Más tarde, más domesticado, los placeres más simples dejaron de tener su encanto, a la par que todo me lo hacían más complejo, y la siempre odiada matemática se adueñaba de mi pensamiento. Volvía a mi refugio silvestre, pero cada vez me era más extraño. Cazaba grillos, como antes perseguía pájaros, pero ahora para encarcelarlos en cajas de zapatos. El aburrimiento cada vez se hacía más largo, y empezó a hacerse doloroso. Lo habían conseguido: era un ser de diez años –quizás menos, quizás poco más- perfectamente socializada (estandarizado). La conexión intuitiva con la natura y la simpleza, belleza y plenitud de la vida natural había sido rota. El doctor había cortado el cordón umbilical y ya podía ser un eficiente engranaje de su maquinaria social.

40. Fue entonces cuando aparecieron mis depresiones. Hicieron nacer en mi un Dios que me miraba desde su omnipotencia, con sus diez leyes de piedra, frío y distante, vengativo, violento y luego cínicamente amable. El dios murió un buen día y me levanté confundiendo el desbordar de mi desesperación con la libertad. Había cumplido los doce años. Los siguientes fueron años de contraataque donde mi ira incendió ostias en las misas y escupió las caras de los profesores en su más podrida autoridad. Me estaba haciendo adulto, pero los rituales para pasar de esta edad/status, en esa desnaturalizada sociedad eran demasiado asquerosos. Jamás sociedad humana habían obligado a tan abyectos autosacrificios para poder ser adulto –eso que llaman “independiente”-.

41. Ahora embelesado, años después, comiendo la fruta de la tentación en el verde bajo el sol, miro el pasado. Guiño un ojo al viejo Dios, y sabiendo no recibir respuesta, le juro: “morirá en mi el Nuevo Dios como moriste tú asqueroso”.

42. Y entonces te miro a ti a los ojos a través del espejo, quiero que veas mis destellos de odio y sientas mi dolor. Ya no hay nadie que me engañe, la causa de mi sufrimiento no la he de buscar en mi interior. Tu estás ahí, y no debo ignorarte. Mi dolor, ¡Cierto!, nace de mi inadaptación. No consigo amoldarme a la cuadriculada vida. Soy un “engranaje redondo para clavijas cuadradas”. Y los chispazos de esta desafinación queman mi cuerpo, torturan mi mente, pero también erosionan tu estabilidad.

43. Cada vez somos más. Dentro de poco seremos demasiados los engranajes redondos: ¡Te haremos saltar por los aires! Y por fin la redondez se desenredará en una espiral en la que nos hayamos convertido nosotros mismos, para dejar de ser máquinas y ser fluidez y vida, de nuevo, destruyendo en nosotr@s el Tiempo; viviendo la voluptuosidad del instante; rescatando el niño que hoy llevamos, como lastre, moribundo, enterrado muy profundo.

44. Y te miro a los ojos, en la oscuridad y bajo las estrellas, clandestino como los zorros que habitaban otrora mi bosque. Tengo una herida abierta en mi corazón. La culpa y causa de ella se encuentra en identidad. Y no tiene perdón posible; ni armisticios, ni pactos, ni treguas. Sólo su muerte podrá resarcirme. Auya mi dolor, y como lobo herido busco sangre que derramar. Sólo en tus entrañas purgadas al límpido aire encontraré las mieles de la venganza. De sus cenizas alzará el vuelo el pájaro de fuego que anuncie un nuevo amanecer… Donde no haya nunca más ni un resquicio de domesticación, donde el planeta pueda dejar de contener la respiración, y rebrote verde de alivio, donde sólo exista la simpleza de la libertad, sin dios alguno, por siempre SALVAJE.

__________________________________________

DESDE LA DOMESTICACIÓN

 

“Todos, en fin, hablando sin cesar de necesidad, de avidez, de opresión, de deseos y orgullo (…) hablaban del hombre salvaje, pero dibujaban al hombre civil.” J. Rosseau

 “Y dejamos que los niños pequeños vengan a nosotros para impedirles a tiempo que se amen a sí mismos: así lo procura el espíritu de la pesadez.

“Y nosotros –¡nosotros llevamos fielmente cargada la dote que nos dan, sobre duros hombros y ásperas montañas! Y si sudamos se nos dice: “¡Sí, la vida es una pesada carga!

“¡Pero sólo el hombre es para sí mismo una carga pesada! Y esto porque lleva cargadas sobre sus hombros demasiadas cosas ajenas. Semejante al camello se arrodilla y se deja cargar bien.”

 F. Nietzsche

 

45. Hace 1,7 millones de años apareció el homo erectus. Un espécimen que por la forma y capacidades de su cerebro y su físico, creemos debe ser considerado el inicio del ser humano.

46. Durante la práctica totalidad de ese tiempo, de nuestra historia, el ser humano llevaba su pertenencia en la palma de la mano, surcando los bosques, subiendo y bajando colinas, bebiendo ríos, de forma nómada y unido con la naturaleza. Sin nada sobrenatural, sin dios, y por mucho tiempo, sin pensamiento abstracto jerarquizante.

47. No se sabe muy bien cuando, pero sin lugar a dudas bastante recientemente, empezaron a surgir las primeras valoraciones jerarquizantes del pensamiento abstracto (raíz del autoritarismo). La separación, por el pensamiento, de la  naturaleza en naturaleza y human@s generó todas las relaciones asimétricas que hoy conocemos (sexismo, explotación, especismo…) e hizo factible el PROGRESO, o lo que es lo mismo: EL CAMINO HACIA LA TOTAL ANIQUILAZIÓN, PASANDO ANTES POR UNOS POCOS MILENIOS DE DOLOROSA ALINEACIÓN.

48. Con el ritual llegó el chamán, con el chamán la religión. Con la religión el pez se mordió la cola, y encontraron todas las autoridades un justificante en lo no natural, en lo religioso, lo sobrenatural.

49. Pero todo esto es muy reciente. En las bandas de recolector@s-cazador@s donde no existía dominación de la natura, donde no existía domesticación de human@s y demás formas de vida, no existía tampoco la propiedad, el sexismo, la violencia ni organizada ni generalizada, ni el suicidio, siendo casi desconocida la violencia mortal, viviendo en una opulencia económica relativa, viviendo el eterno presente que eternamente retornaba en sí para jamás perderse en las ansias del futuro. Jamás se relegaba ni delegaba la vida.

50. Aún hoy en día existe algún grupo que cumple estas características, si bien muy pronto morirán bajo la insensible garra de la Civilización: l@s bosquimanos en Botswana, l@s Jarawa en la India… Tod@s morirán o acabarán de prostitutas, obreros o amas de casa.

51. El ser humano, como todo animal, a lo largo de sus milenios de evolución ha ido adaptándose al medio biológica y “culturalmente”. Existe en la ecología un principio que se llama el Principio de Tolerancia, según el cual cuanto más diverja el entorno a aquel con el cual la especie se ha ido formando, se hace cada vez más difícil la conducta adaptable, o incluso se vuelve esta imposible. Esto vale para cualquier ser vivo, incluido el ser humano.

52. No obstante, sólo un idiota, un biologicista, no se percataría de que la cultura puede hacer que la capacidad adaptativa varíe sustancialmente. No obstante, sólo un idiota, un culturalicista, no se percataría que por mucho que la cultura influya también lo hace lo biológico de forma, en muchos casos, definitoria.

53. La domesticación no es el estado cultural natural del ser humano. La sociedad de masas tampoco es su forma política. El ecosistema industrial no es su medio.

54. Es falso que el ser humano se ha adaptado a estos bruscos cambios de vida y entorno ecológico, ocurridos como irrupción volcánica en los últimos milenios: la agricultura y la sedentarización por un lado, la industria y la mecanización de la sociedad y el individuo (ahora masa) por otro.

55. El ser humano no se ha adaptado: se ha resignado como animal domesticado que es al ver el cinto del padre asesino: la Sociedad Tecnológica (Sociedad de Masas). Esto es evidente, incluso para el/la más cieg@ de l@s científic@s de este mundo de tuert@s. La guerra es una expresión de esa falta de adaptación, las mil y una revueltas campesinas con las “tradicionales” quemas de registros de propiedad otra. ¡El surgimiento de la ciencia Psicológica para el control social en el maquinizado siglo XX, otra! La existencia de policías y drogas para calmar el dolor son evidente prueba de esta inadaptación. Tod@s somos inadaptad@s, y esto es normal: el ser humano no está “hecho” para vivir en sociedades de 40 millones de habitantes, vive en grupos pequeños –incluso en las Sociedades de Masas –si de manera funcional  y asimilados-, siendo todo lo que se escapa al grupo y sus interconexiones horizontales un lastre nefasto.

56. El ser humano domesticado es el camello que se arrodilla para coger la carga de lo que no le es propio, para acabar creyéndose que sí que lo es, y se sumerge en la Realidad: “la guerra es humana, la explotación es humana, el que la vida sea una carga es humano”. Pero todo eso mentira, porque ya lo hemos dicho: La Realidad no existe.

57. Casi dos millones de años de vida en plenitud son una prueba. Pero no nos importa. ¿Acaso sería posible volver al pasado? No. Pero tenemos que tener algún referente…

__________________________________________

CONTRA SU HISTORIA

 

“Una pintura de Klee titulada Angelus Novus muestra a un ángel que parece alejarse de algo que contempla fijamente. Sus ojos miran con atención, tiene la boca abierta y las alas extendidas. Así se imagina uno al ángel de la historia. Su cara está vuelta hacia el pasado. Allí donde percibimos una cadena de acontecimientos, él contempla una simple catástrofe que sigue acumulando ruinas sobre ruinas y las arroja a sus pies. Al ángel le gustaría quedarse, despertar a los muertos y recomponer lo que ha sido triturado. Pero sopla una tormenta desde el Paraíso; se ha cogido a sus alas con tanta violencia que ya no puede cerrarlas nunca más. Esta tormenta le empuja irresistiblemente hacia el futuro, al cual vuelve la espalda, mientras la pila de escombros que se encuentra ante él crece hasta el cielo. Esta tormenta es lo que llamamos progreso.” W.Benjamin

 

58. La Historia humana no es la historia de las ideas, ni las fechas de batallas ni los grandes hombres. Eso es mentira.

59. La Historia humana no es la historia de la lucha de clases, una contra otra, de forma dialéctica. Eso es mentira.

60. NO, no es la historia de un pueblo oprimido, ni un género oprimido ni nada de eso.

61. La Historia humana no es la historia del PROGRESO; de hecho el PROGRESO es una invención ideológica que empieza a fraguarse en el Renacimiento, idea y práctica que se desarrolla en la Ilustración cantando loas a la maquinización de la sociedad y al renacimiento del ídolo vuelto único dios en el panteón social: el Dios Tecnología, y sus emisarios la Razón mecanicista y la Ciencia surgida de las entrañas de la superstición, magia y alquimia. El PROGRESO es olvidar el pasado o reinventarlo para justificar un futuro en el nombre del que se sacrifica el presente. Es pensar que los males no tienen raíces sino curas en un futuro ideal tecnológico que nunca llega. El PROGRESO es reducir a números la felicidad y mirar la historia humana como una línea recta dirigida, por la fuerza del sino, a un final tecno-feliz. Y la historia humana no es lineal, sino más bien como un ir y venir zigzageante, es el telar de Penélope deshaciendo y haciendo los hilos en espera de la vuelta a casa de Ulises… Y ningún  futuro tecnológico se vislumbra feliz…

62. Empero, aun cayendo en inevitables simplificaciones, hace falta algo simple que nos dé una pista de la evolución humana, una vez liberad@s de la cínica interpretación de ésta identificándola con el supuesto PROGRESO. Y esa pista no está en las PROGRESISTAS visiones de lucha de clases, confrontación de la de ideas, o la lucha de sexos. Todo eso son verdades parciales que por parcial se convierten en el conjunto en simple mentira. Quien no quiera cambiarlo todo, combatir el Sistema, encontrará reconfortante cobijo en estas historias fragmentadas.

63. Tres han sido los momentos básicos de la Historia humana tras la ruptura con su modo de vida salvaje (libre). Tres los pasos de la Anti-Libertad. El primero es la domesticación. La domesticación del ser humano creando superiores e inferiores devino en todas las demás jerarquizaciones (clases, sexos, edades, especistas…)

64. Una vez domesticado el ser humano, una vez domesticado los animales y plantas (ganadería, agricultura…), una vez creada esta separación de la natura y dominación jerárquica las civilizaciones estatales y religiosas, la historia humana de la eterna inadaptación al cambiante medio dio lugar al segundo momento: la Maquinización de la sociedad.

65. El proceso de maquinización es gradual, imposible sin el descubrimiento del reloj mecánico en la Edad Media, pero tiene su explosión con las revoluciones industriales de fines del XVIII principios del XIX. Esto significó la total conversión de la sociedad en algo mecánico sujeto al Gran Reloj que con su látigo regula los remazos de esta galera a la deriva. La maquinización social devino también en masificación del individuo, maquinizando el funcionar de la sociedad y todas las relaciones dentro de ella. No es por casualidad que al surgir esta sociedad masa-máquina surja también el nacionalismo y demás teorías –reaccionarias o revolucionarias- que pretenden una homogenización y un gigantismo social: “tod@s iguales en la Megamáquina”, si bien interpretada ésta en clave nacional o política (su superestructura ideológica).

66. El tercer momento es un proceso, al igual que los otros dos, aún en curso. Hoy lo estamos empezando a notar, hoy está en FASE DE CONSOLIDACIÓN. Esta puede ser la última etapa de la historia humana o la segunda parte de la historia de la libertad humana –no hay términos medios, como explicaremos cuando hablemos del sistema tecnológico.

67. La tercera etapa es la actual: nanotecnología, manipulación genética, reestructuración económica para encarar la automatización del trabajo, y urbanismo carcelario para acallar las revueltas (junto con la internacionalización de la represión, el sistema, etc.)

68. Se nos meterá chips en la piel para controlarnos como hoy empiezan a metérselos a los yanquis, como desde ayer se los meten a los perros. Mil ojos conectados a un ordenador nos vigilarán. Mil porras nos esperan porque este sistema se está viniendo abajo.

69. Los ecosistemas mutarán radical y velozmente gracias a la estupidez humana expresa en las cubetas de la manipulación genética. Una vez que un agente o un gen nuevo es lanzado a un ecosistema no se puede recuperar: mutará el ecosistema. El número de variables a considerar es infinito, imposible de predecir, imposible de regular, y no hay vuelta atrás: una vez modificado un ecosistema la modificación  hecha no puede ser borrada. Un error mata a cientos de especies, muta a otras tantas… y el ser humano no vive fuera del ecosistema.

70. Escuchamos, y eminentes científic@s y tecnócratas nos advierten del peligro de la nanotecnología, de la robótica con Inteligencia Artificial, temiendo que en breve será completamente incontrolable. La tecnologización supone delegar más y más en las máquinas, si hoy las apagásemos nos moriríamos y nos sumergiríamos en el caos. Hoy, siendo sus am@s somos sus esclav@s, pero cuando la Inteligencia Artifical se desarrolle seremos de seguro, mucho más esclav@s.

71. Escuchamos, y eminentes científic@s nos advierten que la ingeniería genética acabará con el hombre tal y como lo conocemos, pues se le rediseñará un cuerpo biológico para intentar lograr el fracaso milenario de la domesticación: la adaptación al medio. Nos creará un cuerpo genético para adaptarnos al mundo nuevo que hayan rediseñado las nuevas máquinas. La sociedad humana es cada vez más impersonal y autoritaria, el cuerpo es la última cárcel a conquistar por la autoridad: la represión externa ahora, gracias a la ingeniería genética, estará acompañada de la represión biológica.

72. Estamos en la etapa donde la novela Un Mundo Feliz encuentra a 1984, Huxley a Orwell… y se quedan mudos. La última etapa de la Historia de la domesticación o la segunda de la libertad. A ti te toca mover la ficha hacia un futuro tecnocrático civilizado o creativo “primitivo”. 

__________________________________________

LA EREMITA HEREJE

 

“En ti vive todavía lo irredento de mi juventud; y como vida y juventud estás ahí sentada, llena de esperanzas, sobre amarillas ruinas de sepulcros.

Sí, todavía eres tú lo que reduce a escombros todos los sepulcros: ¡salud a ti, voluntad mía! Y sólo donde hay sepulcros hay redenciones.- Así cantó Zaratustra.” Friedrich Nietzsche

 

73. En lejano lugar, apartado de la civilización por pedregosas montañas, por salvajes bosques de verde frondosidad, y por inquietos y juguetones ríos azules de verdes centelleos, vivía una mujer.

74. Ella era conocida en toda la comarca con el nombre de la Eremita Hereje. Había quien pensaba que era una bruja que había huido a su recóndito escondrijo, escapando de las garras inquisitoriales, y que desde las alturas de la montaña seguía haciendo sortilegios contra sus enemigos. Otros aseguraban que era un demonio que por los siglos había vivido allí, que había nacido en las profundidades de las raíces de una secuoya muerta,  y la había amamantado una loba, y que quien se acercaba a sus dominios perdía todo su uso de razón pues el bosque había sido encantado.

75. Otros, los pocos, no creían nada de esto, considerándolo una vulgar superstición popular. Solían ser gentes que venían de lejos buscando la sabiduría y la tranquilidad que de ella emanaba, según cantaban ciertos juglares que juraban haberla visto, y vendían amuletos que ella misma había bendito.

76. Un día que la misteriosa mujer estaba cortando leña para hacer una fogata, apareció entre los helechos que bañaban los pies de los árboles uno de estos viajeros.

77. El viajero se presentó. El viajero era un hombre entrado en años y de aspecto venerable, que al parecer era un reconocido sabio en la ciudad de donde venía. El viajero habló a la mujer con la segura tranquilidad del que se cree en posesión de toda verdad, y le dijo: “Vengo a usted porque donde yo vivo la bondad humana parece haber desaparecido, como si un malvado duende la hubiese secuestrado. Los príncipes se disputan territorios y riquezas, sólo para aumentar su ego, mandando sin piedad a sus pueblos a morir a las más cruentas guerras. Los hombres de palacio conspiran los unos contra los otros, para estar más cerca del trono, por codicia, gastando el heraldo público en cortesanas y fiestas, mientras la gente no tiene para comer.” El viajero calló, y bajó la cabeza apenado por el recuerdo esperando alguna respuesta de la mujer, pero ella siguió cortando a hachazos la leña. El viajero, desconcertado prosiguió: “Los vicios, la corrupción y la inmundicia son de igual modo los que imperan en el pueblo. La gente sólo mira para sus propios ombligos, sin importarles el vecino. Trabajan de sol a sol, y se pisan los unos a los otros solo por conseguir unas monedas más, mientras la putrefacción se adueña de la urbe y la gente cae enferma por esta pestilencia que nadie quiera curar. ¡Oh, amiga mía! He venido para que me dé consejo. Dicen que es usted una especie de sabia santa. Dígame pues, no se haga más de rogar. ¿Qué puedo hacer para inculcar a mis vecinos, aunque sea un poco, el altruismo y la compasión con la que la providencia la ha bendito, mi señora?.

78. La mujer al oír esto dejó su tarea. Clavó el hacha en el suelo. Se secó el sudor que grácil se deslizaba por su frente. Y apoyándose en el palo de la herramienta se sentó junto al viajero, y le dijo: “Amigo mío, flaco favor es el que le quieres hacer a tus vecinos intentándoles volver altruistas y compasivos. De todas maneras vienes al sitio equivocado si lo que quieres es encontrar aunque sea una pizca de altruismo o compasión. Nosotros no gustamos de vejar a nadie, querido amigo, de la misma manera que no queremos que nadie nos agravie.”

79. Turbado por la inesperada respuesta el viajero le contestó. “Eso último me parece muy sabio. Pero hay dos cosas que no entiendo bien… usted a dicho nosotros…” “Nosotros he dicho”- rió la mujer- “no se habrá creído las fábulas de la eremita de los bosques” –y cuando decía esto salían tres hombres y una mujer de la gran cabaña de madera frente a la cual estaban charlando.” El viajero pareció desencantado con tal circunstancia, como si hubiese perdido para él un halo exótico en busca del cual había caminado, por jornadas, día y noche. Entre dientes, como refunfuñando, inquisidoramente empezó a decir “Entonces lo de la Eremita Hereje…” Los contertulios rompieron en carcajadas, sin mala fe. La mujer puso su mano sobre el hombro del viajero y cándidamente explicó: “No puede usted hacer caso de los rumores de las gentes. Lo siento si le he defraudado. No he sido yo la que me he puesto ese ridículo nombre, de hecho no me he puesto jamás nombre alguno. No, ni soy una ermitaña, ni soy una asceta ni nada de eso, de hecho no hay nada que más me guste que el gozar y la compañía humana… No veo porqué nadie querría privarse del contacto carnal, de la conversación sencilla con otras personas, o la convivencia con quien amas.”

80. El viajero, alarmado, se echó para atrás librándose de la mano que le tendía la mujer, e indignado preguntó repitiendo las palabras de la mujer: “¿Quiere usted decir que usted ama a los cuatro… carnalmente”. Sobraron palabras para la contestación. El viajero se enrojeció, y la sensación de vergüenza le hizo arder en cólera. “Ahora veo que los rumores populares eran ciertos, es usted una bruja, una libertina. Yo he venido aquí engañado. Le he venido a hablar de la trágica situación de mi ciudad, pero veo que ustedes aun son más depravados, pues además de libertinos se mofan de los sentimientos más elevados del ser humano: el altruismo y la compasión. ¡Oh, sí! Estaban bien en lo cierto quienes la pintaban como un ser salido de los avernos. No tengo más que hacer aquí. Pero dígame, sólo por curiosidad, ¿cómo pueden ustedes estar orgullosos de no tener una pizca de compasión y altruismo?

81. La mujer ante tal avalancha de palabras y descalificaciones perdió la sonrisa. Sus ojos se volvieron resplandecientes y pícaros, y contestó lo que sigue. “Amigo mío, usted quiere saber porqué hemos renegado de la compasión y del altruismo, pero yo ya se lo he dicho. Nosotros no gustamos de menospreciar a nadie. Es por eso que no nos compadecemos de nadie. Cuando un amigo sufre nos duele a nosotros, pues en nuestro extremo egoísmo no nos gusta ver sufrir a la gente. Nosotros sentimos por los demás al identificarnos con ellos y su dolor, no los compadecemos desde una distante posición, y menos aun les denigramos y menospreciamos con limosnas piadosas y compasivas, sino que les damos lo que es suyo o lo que queremos. Es así que cuando un amigo cae enfermo los demás le cuidan para que sane cuanto antes porque no nos gusta ver sufrir y porque así queremos ser pagados por nuestros iguales si nosotros caemos enfermos. Ustedes, en cambio, lo hacen como si fuese un favor o una obligación social, o divina, que al fin y al cabo es lo mismo. Mandan al enfermo o al viejo lejos de ustedes porque no aguantan verlo sufrir, porque se sienten culpables, porque no pueden compartir su dolor. Ustedes pagan a otros para que cuiden al que no puede cuidar de sí y de está forma alivian su remordimiento, por haber sido compasivos, altruistas… Ustedes dan al mendigo la limosna de su altruismo, compasión y generosidad, que no es más que un despreciable instinto de superioridad, porque ustedes gustan de mirar por encima del hombro: por eso su príncipe manda al pueblo a morir a la guerra, por eso los hombres de palacio conspiran, el pueblo pisa cabezas y se arrodilla por unas monedas… Por eso usted ha venido aquí a buscarme. Porque usted antes de venir estaba ya convencido de estar en posesión de la verdad, y era para usted un premio que yo le diese la razón a sus teorías. Es por eso que usted está ahora de pie, inquieto y molesto, porque usted ha visto que mi realidad nada tiene que ver con la suya, y de hecho la pone en tela de juicio.”

82. La mujer paró un momento, se levantó, arrancó el hacha del suelo, y con ella entre las manos extendió los brazos ofreciéndosela al viajero, al tiempo que le decía: “Amigo mío, me preguntó que es lo que creo que debería hacer. Pues, si quiere consejo este es el único que puedo darle. Coja usted el hacha y destroce en mil pedazos el tronco muerto de su cultura, pues lo mejor que usted y sus conciudadanos pueden hacer es destrozar todas las instituciones y valores que mantienen sobre sus espaldas el árbol muerto, y una vez despiezadas haced una hoguera con ellas, para que pueda volar un nuevo ave fénix.”

83. El viajero ante tales argumentos se enfureció, rechazó el hacha, les dio la espalda y volvió a su ciudad. Diciendo a su vuelta a todo el mundo que era cierto, la Eremita Hereje era una demonio amamantado por una loba, y que él había logrado salir con vida por suerte, pues ella había intentado matarle a machazos y tirarlo en una hoguera.

84. El rumor circuló rápido como pólvora por la ciudad. Y todos maldecían a la Eremita Hereje. Pero esta situación no duró mucho, pues no tardó mucho en llegar el ataque de un rey más fuerte y avaro a esta ciudad, y todos sucumbieron.

__________________________________________

SALVAJES HASTA MORIR

 

“Cuando los individuos están sometidos a una mecanización social que cubre todos los ámbitos y la propia biosfera se encuentra en peligro, lo que se impone es un conservadurismo más neolítico. Conservar el sol y el espacio, la naturaleza animal, la comunidad primigenia, la curiosidad experimental.” P.Goodman

“Las mismas sobriedad y sencillez de la vida del hombre en la Edad Primitiva abonan lo que digo, o por lo menos, denotan que aquél no era más que un transeúnte en la naturaleza, y que una vez reparadas las fuerzas con alimento y descanso, ponía su vista nuevamente en el camino. Habitó este mundo como si fuera una tienda de campaña, enhebrando valles, cruzando llanuras y escalando montañas. Pero ¡ay! Los hombres se han convertido en herramientas de sus propias herramientas. Aquél que con total libertad tomaba el fruto del árbol para calmar su hambre se ha vuelto agricultor; y el que se acogía al árbol en busca de refugio cuenta hoy con una casa. Hemos dejado la acampada de pernocta para fijarnos en la tierra olvidando el cielo. Hemos adoptado el cristianismo como si se tratara simplemente  de una forma mejorada de agri-cultura. Así, hemos edificado una mansión para este mundo y una tumba acorde para el otro. Las mejores obras de arte son la expresión de la lucha del hombre por liberarse de su condición.” H.D. Thoreau

 

85. No queremos el Paraíso, ¡eso sería un infierno! Nada nos gustan esos sueños sucedáneos tecno-cristianos de paraísos postrevolucionarios por venir, ya sean marxistas o anarquistas. Nada nos gustan los lloros trastocados ideológicamente de la mayoría de las religiones a un supuesto Paraíso pretérito dejado atrás. Nada queremos una sociedad donde todo sea opulencia, paz, armonía y pájaros cantando loas a sociedades de human@s honrad@s, buen@s y solidario-piados@s

86. Nosotr@s sólo queremos ser SALVAJES, y nada más. No nos hace falta una regla para medir el cambio, ni un arquitecto que nos defina el nuevo Leviatán político con sus derechos / obligaciones, comités, parlamentos y demás. No necesitamos ni queremos chamán alguno que nos intente atrapar en su religión con su retórica. Nada de eso: ¡Ningún poder a los soviets! ¡Ningún mercado, libre ni esclavo! ¡Ninguna imaginación al Poder! ¡Ningún poder imaginándose!

87. Estamos hart@s, aburrid@s, hastiad@s de toda esa casta política con sus conspiraciones, sus paranoias persecutorias, sus estrategias cual captación de mercados, sus artimañas, sus líderes y jefes observando desde lo alto… ¡Ya basta! Tod@s son lo mismo: TEÓLOGOS. Hijos del primer chamán que dijo “yo entiendo lo imperceptible y hablo lo inefable. Arrodillaros ante la Verdad del Gran Misterio. Pues yo os salvaré!”

88. NO. Lo que queremos es desteologizar la vida entera. ¡Los dioses han muerto! ¡Que empiece la libertad!

89. La vida que queremos no es una vida donde reine la PAZ: nada más aburrido. Queremos vivir el conflicto permanente que significa estar vivo, pensando y actuando. Sólo de esta manera se evitará la neurosis de la PAZ que conlleva siempre la GUERRA. ¡Ningún instinto reprimido! Pues sino la represión de ellos nos llevará a mutilar nuestro cuerpo y mente, y actuar con el rencor del que se ha dejado mutilar.

90. Queremos una vida donde ningún viejo baje de la montaña con las cantinelas podridas vueltas ley, escritas en regia piedra. Cada un@ un@ es, y cada relación es peculiar y distinta. Que se acabe el homogenizar ¡Muerte a la diosa Justitia!.

91. No queremos “otro mundo posible” o “imposible”, queremos este. Queremos, otra vez, vivir este mundo, aquí y ahora. Este es el planeta que queremos no otro. Y en él queremos vivir de la única manera que podemos hacerlo para ser felices: EGOÍSTAMENTE. Sólo aceptándonos a nosotr@s mism@s con lo que somos, sin divinizarnos ni intentar amoldarnos a la Realidad de l@s Normales, podremos ser felices. Debemos conocernos y aceptar que buscamos nuestro propio goce, y que eso no tiene nada de malo: que lo único malo es el autosacrificio que nos quiere imponer el cristiano, el islámico, el demócrata, el comunista, el budista… Clavamos la espada en la cruz para troncharla por la mitad, y que de la primera hendidura se purguen al aire limpio las mentiras que quieren encorsetar nuestra libertad: altruismo, piedad, humildad… miedo. ¡Nada de eso! Esos han sido los ancestrales conceptos con los que el primer chamán se sirvió para domesticar a la tribu, domesticándose a sí mismo, domesticando la natura. Para luego convertir a la mujer en cosa, a la naturaleza en cosa, a la supervivencia en cosa, hasta, vuelto todo cosa, la vida entera queda convertida en un simple objeto con el que mercadear.

92. No. Nuestros valores son la antípoda de Jehová y Satanás. Nuestros valores son los instintos. Arrancar las cadenas que los atrapan al nacer en cada individuo es nuestra prioritaria tarea de deconstrucción. Porque una vez liberad@s no hará falta la limosnera piedad pues no haremos nada de nadie, por lo que a nadie se le hurtará. No hará falta la cínica compasión porque al sentirnos nosotr@s mism@s bien entenderemos quien o qué esté a nuestro alrededor, y nada trataremos de inferior, mas que la humildemente humillante compasión. Y no hará falta por nunca jamás el peor de los castigos: el altruismo, o lo que es lo mismo el vivir para, porque la única forma de ayudar no es vivir para los demás, pues nada ayuda condenarse a sí mismo, sino que sólo viviendo para un@ se puede ayudar a l@s demás. Sólo eres capaz de amar algo o a alguien de verdad cuando te amas a ti mismo. Cuanto más te ames más podrás amar… y odiar. Compasión, piedad, altruismo, humildad, sólo son síntomas de una terrible enfermedad: el menosprecio a sí mismo, que sólo puede llevar a menospreciar a l@s demás, encubriendo el menosprecio por lo políticamente correcto –e insidioso- de estos valores.

93. Queremos, en definitiva, REBROTAR. Queremos retomar el camino dejado al nacer, deconstruir la socialización maquinal que nos ha forjado reprimiendo nuestro instintos.

94. Nuestra alternativa no es la panacea. No tiene organización racional de nada, ni comités que gestionen la vida, ni políticas que la administren, ni tesorerías que la cuantifiquen, fetichicen y valoren.

95. Ninguna presa al río. Nada que interrumpa el fluir de la libertad instintiva.

__________________________________________

MASA Y TECNOLOGÍA

 

“La esclavitud a la tecnología, es decir, la división del trabajo, es el barbarismo de los tiempo modernos.”

“¿Cuánta división del trabajo debemos tirar por la borda?, la respuesta más lógica en mi opinión es, ¿cuánta plenitud queremos para nosotr@s y el planeta?” J.Zerzan

 

96. La palabra tecnología, en esta sociedad, sólo se escucha cuando nos narran sus avances, lo que puede arreglar, lo bien que nos va a hacer vivir. Nunca se pone en cuestión el progreso, si sería bueno destecnologizarse, si realmente la tecnología arregla algo que no haya estropeado antes… A lo más que se llega es a una crítica pseudoprofunda en dos aspectos: el acceso a la tecnología y su control.

97. El acceso discriminatorio a los aparatos tecnológicos y el conocimiento tecnológico crea o reproduce desigualdades sociales fragrantes, a la par que permite controlar y manipular a la gran masa la minoría tecnocrática.

98. El descontrol de la tecnología que implica el capitalismo nos amenaza con destrozar el planeta, exterminarnos como especie, o a depender cada vez de las máquinas, rediseñando estas nuestras vidas e infraestructuras, sólo augurándonos un futuro de sociedad desquiciadamente maquinal, ultracompleja y masiva; para adaptarse a esto la ingeniería genética intentará crearnos un cuerpo genético más acorde…

99. Pero lo realmente preocupante de esto es que no es un mero problema de descontrol o desigualdad de acceso. Dos son las preguntas que debiéramos hacernos ¿Qué relación hay realmente entre tecnología y felicidad? ¿Qué vida queremos, cuales son nuestras prioridades, y en qué lugar deja esto a la tecnología?

100. Vivimos en una Sociedad de Masas no de individuos, de rebaño. En una Sociedad de Masas no hay control posible de la tecnología; ya se gestione esta sociedad capitalista, bolchevique o anarquistamente.  La sociedad de masas lleva implícita la alineación, es inextirpable. En las sociedad de masas lo que funciona es el comportamiento de masas. Cuando este sistema insostenible se colapse todos huirán como tal, como burgueses huyendo pisándose l@s un@s a l@s otr@s escapando de las llamas del Liceo. Y esto porque la masa no puede pensar cuanto tiempo tiene para salir del incendio, cuanto espacio hay, como se debería salir… simplemente la masa sigue a la masa; es el pez muerto que arrastra la corriente.

101. Pero esto sólo sucede en momentos de caos. En momentos de “orden” –los más- la masa es más bien el galgo que corre tras el conejo mecánico en las apuestas.  Los directores del evento sería la Tecnocracia, los apostadores los economicistas, y el conejo mecánico sería el camelo del “Progreso” tecnológico.

102. La Sociedad de Masas jamás controlará la tecnología. En ella el individuo se encuentra como el creyente en las catedrales enormes del siglo XVI: insignificante, impotente. La Sociedad de Masas crea fatalmente un individuo deslumbrado por el gigantismo organizativo; un individuo tendente a bajar la cabeza, encerrarse en su grupúsculo, pero luchando con uñas y dientes por su parcela de poder (la invulnerabilidad de su casa, el reino dentro de su coche,  puestos políticos en asociaciones vecinales, sindicales o políticas) actuando dentro de las diferentes ruedas de la Sociedad de Masas, sin jamás acercarse al corazón de la misma.

103. La Sociedad de Masas con la hipertecnologización contribuyen a aumentar ese sentimiento de impotencia frente a la complejo. Crea un individuo anti-libre; sin autonomía. Hoy en día somos animales domésticos, domesticad@s, como l@s perr@s. Aún tiene más posibilidades el perro de sobrevivir si es abandonado en la cuneta. Nosotr@s nos hemos divorciado y enfrentado con nuestro entorno biosferal. Si se desconectasen las máquinas nos moriríamos; no sabríamos como comer, encontrar o hacer cobijo, etc.

104. La psico-logia nos dice que nuestra infelicidad es problema nuestro (por no amoldarnos al engranaje); los revolucionarios económicos lo atribuyen a la desigualdad social. Todos se olvidan del papel clave que desempeñan la tecnología y la masificación, y la ruptura con nuestro lado salvaje, indómito, instintivo y sensual.

105. Algo hay que hacer. Vivimos en la sociedad de l@s impotentes. Nos hace falta inyectarnos el síndrome de David, y así derribar a nuestros goliats internos, que crean y sostienen a los externos.

106. Debemos emprender una lucha apuntando a los puntos clave del Sistema, ni a los brazos ni a las piernas, al cerebro y corazón, sin malgastar golpes.

107. Este sistema es insostenible. En el 2020 seremos 8.000 millones de personas sobre la Tierra. Habrá guerras por el hambre, por el agua, por la humillación, por el poder. Habrá tecnología de destrucción masiva que deje en ridículo la bomba H. Habrá ejércitos viriales y no humanos, no hará falta generales ni tanques ni soldados, para matar a las masas: bastará un pequeño laboratorio y una pequeña organización. Y, de tod@s modos, si no nos matamos directamente l@s un@s a l@s otr@s nos destrozará nuestra kamikaze destrucción de la ecología, con nuestra desertización, deforestación, cientos de millones de automóviles, industria… Estamos en guerra contra nosotr@s mism@s y todo el planeta, y esto tiene que acabar.

107. La calma es propaganda del sistema. Esto va estallar, y ¿tú donde vas a estar?. Ya no es tiempo de quejas, o luchas o callas.

__________________________________________

GOLPES, AL OJO DE GOLIAT!

 

“Si hubieseis puesto más fuego a vuestros versos o vuestros versos al fuego, no padeceríamos este frío invierno.” Voltaire

 

108. Todo lo dicho hasta aquí no es más que filosofía en formato panfleto. Simplista. Tal vez demasiado negra, oscura.

109. Pero todo lo dicho hasta aquí nos inspira a movernos en la práctica. Las palabras nos confunden, no obstante ¡Qué ninguna palabra se pierda en el vacío de la filosofía! Reclamos el “derecho” a poder equivocarnos.

110. Abogamos por la transformación radical de nuestras vidas. RADICALES. Pensamos que es mucho más fácil la revolución que la reforma y, por supuesto, más eficaz y divertida.

111. La reforma hacia posturas antisistémicas es inviable. Se pueden conseguir pequeñas leyes que realmente mejoren la situación de un@s cuant@s -much@s o poc@s- pero con el cambio de aires, cuando la presión social se desvanezca, el sistema las echará abajo, encontrándonos entonces sin los logros por lo cual tanto se habría tenido que luchar y en un fase de consolidación del nuevo modelo tecno-económico más avanzado. Es decir, peor que antes. Por otra parte ninguna reforma es viable si no entra dentro de los valores del sistema. Cualquier reivindicación que transgreda esos cánones de valores jamás tendrá cabida en la reforma, y esto por dos motivos: los reformistas lo son porque piensan dentro de la misma forma de valoración que el sistema –de ahí que no entiendan que la revolución es más fácil, viable, asequible. Y, en segundo lugar, porque ninguna reivindicación fuera de los valores del sistema puede llevarse a cabo de forma reformista, pues ningún valor antitético puede ser realizado desde las instituciones y formas de actuación que son parte del código de valores del sistema que reproducen. Hay gente que tal vez piense que esto no es así, y piense que, por ejemplo, la explotación económica es uno de los valores del sistema, y que esta se puede reducir reformistamente. Pero reducir no significa suprimir. El valor continua, y como hemos dicho cuando se calme el ambiente volverá con igual o mayor fuerza(ejemplo: el siglo XX y la sucesión: Neoliberalismo-“Estado de bienestar”-Neoliberalismo actual). No obstante, el acabar con la explotación no sería viable dentro de las instituciones actuales. No tendría cabida ni las empresas y la forma de organización social estatal, que, en sus definiciones está la propia explotación. De todas maneras, la explotación, lo económico, no es, ni de lejos el mayor problema pues no es más que una consecuencia de la Realidad que aquí pretendemos derrocar, y en esa realidad está inmersa la Reforma: la Reforma es la vía de escape del descontento que sostiene y de la que se sirve el Espectáculo, para así, jamás estar en peligro. Perpetuarse.

112. La revolución la consideramos la único vía, pero una revolución muy particular. NO QUEREMOS UNA REVOLUCIÓN DE MASAS. Con ella sólo se conseguiría otra Sociedad  de Masas. Debemos pensar y luchar en contraposición con los valores del Sistema, de esta forma la lucha no puede ser autoritaria ni gigantista –dos de las premisas del sistema. Si hay gigantismo hay autoridad, y si hay autoridad, antes o después hay gigantismo; tal afirmación la historia la avala.

113. Hemos dividido la historia anteriormente en cuatro estadios. El primero es el libre –antes de la civilización y la aparición de las primeras formas paraestatales primitivas. Los otros tres componen el camino de la antilibertad. Ninguna de las tres etapas (domesticación, maquinización de la sociedad y maquinización del individuo) son procesos muertos. Siguen activos. Y cada minuto que pasa la lucha se hace más difícil, el sistema se expande y consolida y se anda un paso más hacia el precipicio.

114. Si no luchamos ahora más adelante no podremos. Quien se comporte “incorrectamente” en una manifestación será identificado en el momento que lo haga por sus morfologías o su genética mediante cámaras o por chips incrustados; quien quiera luchar en la clandestinidad no podrá pues ella no existirá, siempre estará el Gran Hermano con sus cien ojos encima. Y antes de ponerse a luchar: los métodos de persuasión ideológicos (televisión, etc.) serán mejorados y estarán acompañados ya no sólo de las drogas anti-revuelta (Tranquimacín, heroína, alcohol, etc.) sino que ahora se usarán también los métodos de persuasión biológicos. Modificación genética para no ser agresiv@s, para no ser temerari@s (para tener miedo), para no ser “infelices” (es decir, inadaptad@s, para ser conformistas), etc., etc. Nada de esto es ciencia ficción, se está investigando y experimentando. La clonación es la menos sangrante de las caras de la biotecnología.

115. El panóptico se autoperfecciona. La tecnología avanza. Si no luchamos por y con medios y valores antagónicos cualquier revolución triunfante se servirá de esta tecnología que, no nos engañemos, no es gestionable, pues en sí esta es tecnología de gestión, es decir, tecnología creada para gestionarnos a nosotr@s. Cada vez somos más y más esclavos de nuestras “herramientas”. Si la revolución no rompe con la camicace Realidad está se consolidará, por más que se invoque al CHE, independientemente del color de las banderas.

116. De todo esto sacamos tres conclusiones:

a) La única alternativa es la revolución, la reforma es estéril, una pantalla más del Espectáculo, una cortina de humo, pan y circo. La revolución, además debe ser una sucesión de situaciones, distintas y divergentes, insurreccionales. Sin organización centralizada, mediante grupos pequeños –flexibles, versátiles, sin el escleriotismo innato a los modos federales, y sin la anti-individualidad que supone cualquier forma de gigantismo. La relación de los grupos insurreccionales debe ser horizontal –cuando sea necesaria dicha relación-, y sin compromiso  -sin coordinadoras con asambleas que lo que suponen es una homogenización mediante el consenso: si hay una causa debemos luchar por ella, bajo un eslogan y no unas siglas, cada un@ a su manera, coincidiendo en las acciones que se quieran coincidir y pudiendo desmarcarse de las que no se quieran realizar.

b) Debemos atacar los puntos débiles del sistema, sus órganos vitales: buscar la eficiencia de nuestros golpes, ideológicos y materiales. Debemos combatir la política, la división del trabajo (¡El trabajo en sí mismo!), la tecnología más peligrosa (nanotecnología, ingeniería genética, informática)… Atacar los puntos sin los cuales el sistema no podría funcionar: sin política no hay Sociedad de Masas (reificación del individuo en lo social) posible; sin división del trabajo no hay explotación posible, así como sin trabajo no hay capital posible; sin informática el sistema se caería a pedazos, sin nanotecnología e ingeniería genética la Tercera Fase de la Historia no se puede consolidar.

c) Debemos luchar ya, pues ahora es necesario, el mal lo sentimos en el presente, y, además, cada minuto que pasa la lucha se hace más difícil, gracias a la tecnologización.

117. Concluyendo. Tenemos ante nosotr@s dos alternativas: dejar que se consolide la Tercera etapa de la historia humana de la anti-libertad, la más brutal y definitiva, o podemos luchar por iniciar la Segunda etapa de la Historia humana de la libertad, dejada atrás haces milenios de los cuales mucho podemos aprender y utilizar. No se trata de volver a las cavernas ni renegar de toda tecnología siquiera, pero sí de entendernos de una forma ecológica, soterrar la moral siempre religiosa por la vida instintiva, y descentralizar la Sociedad de Masas y el Sistema Tecno-económico hasta que el quehacer humano ya no pueda ser considerado un trabajo (autoinmolación), y nuestras herramientas sean eso, herramientas, y nada con vida (humano o no humano) vuelve a ser reificado, vuelto cosa, usado como herramienta.

 

Hasta ser libres y salvajes,

Condenad@s a luchar,

Escrito por Re-evolución!,  Iniciativa Antijerárquica Verde de Coruña

Anticivilizacion.cjb.net

__________________________________________

FINAL… O PRINCIPIO

 

De ti depende

____________________
Fuente: Internet

LA “SOCIEDAD INDUSTRIAL”: ¿MITO O REALIDAD? – André Dréan

LA “SOCIEDAD INDUSTRIAL”: ¿MITO O REALIDAD?

 

El capitalismo no nació ayer. Las formas embrionarias que pudo adoptar se remontan a la antigüedad. Pero el capitalismo industrial propiamente dicho, nació bajo el padrinazgo del Estado centralizado, siguiendo la huella dejada por la burguesía en su emancipación de las trabas feudales, y hace su aparición en el curso de los últimos siglos. Así el capitalismo a podido convertirse, gracias a la potencia domesticadora que proporciona la industria, en el factor esencial de la transformación del mundo. Potencial sin paragón en la historia, e inconcebible sin la tecnología.

En el mundo al revés de la ideología, el capital es definido como acumulación de objetos y la tecnología como colección de instrumentos y procedimientos necesarios para emplearlos y modificar el medio. Desde esta óptica, la tecnología es asimilada a la técnica general, y ésta es incuestionablemente parte integrante del proceso de humanización. La idea misma de que la tecnología pueda participar en los procesos de explotación y de dominación propios de determinadas épocas de la historia, es desechada. Pero la tecnología no es un simple sistema de instrumentos tal como lo representa la ideología tecnicista. Es una de las formas de actividad en sociedad, una las formas que tienen los individuos de asociarse en unas condiciones concretas, las del sistema capitalista. Todas las sociedades humanas ponen a funcionar medios que corresponden a sus fines, no siempre muy nobles por otra parte, como demuestra la tan temprana aparición histórica de las armas de guerra. Pero con la tecnología, el capitalismo domina el sistema técnico global que le es propio, sin el cual, la acumulación desmesurada de mercancías y la subordinación general de los individuos que le son necesarias se vuelven imposibles. Esto explica por qué desde los albores de la industrialización, la tecnología constituye una de las armas de guerra privilegiadas para vencer las resistencias y revueltas de los condenados de la tierra.

La tecnología, no sólo participa de la reificación de la actividad humana circunscrita al mundo de la mercancía, sino que también le permite tomar cuerpo, invadir todas las esferas de la sociedad y reducir la vida misma al estatus de instrumento. El papel de la tec nología, lejos de ser accesorio, será desde ahora central. Es uno de los pilares de la dominación modernizada, una de las principales expresiones de su evolución general, cada vez más inestable, sacudida por crisis y catástrofes de todo tipo. La potencia que adquiere no depende de la mercancía en general. Tiende a volverse autónoma y moldear el mundo a su imagen, como demuestran los últimos avances en el campo de las biotecnologías. No hay esferas de la vida social que no lleven su impronta. La propia política, dominio en otro tiempo de la razón de Estado al estilo Maquiavelo, se asemeja hoy cada vez más a la pesadilla descrita por Saint-Simon, quien como buen tecnócrata, preveía el advenimiento de la “simple administración de las cosas” en lugar de “el gobierno de los hombres”

El ideal de la ideología tecnicista, está hecho a imagen de la cárcel cibernetizada, ese mundo artificial y cerrado, donde la naturaleza, escenario de evoluciones a la vez transitorias e imprevisibles, ha desaparecido; un mundo poblado por presos lobotomizados a los que ha arrebatado hasta el deseo de evasión. Una de las principales victorias de la tecnología, probablemente sea el haber logrado hacer de tal representación paralizante, una de las causas de subordinación de la masa de ciudadanos. En los Estados más industrializados está aceptado que los problemas sociales sean reducidos a la dimensión de problemas tecnológicos. Y por tanto que la tecnología aporte supuestas soluciones a los desastres que ella misma contribuye a crear. Ha logrado volverse indispensable.

Pero por otro lado, la tecnología no ha alcanzado el grado de automización y la ubicuidad ideal como para definir la sociedad moderna como “sociedad industrial”. En otras palabras, a pesar de los progresos de la alineación, es incapaz de realizar totalmente la tendencia de la mercancía a reificar el mundo. Tras la aparición del capitalismo industrial, las grandes etapas de la industrialización dependen de innovaciones tecnológicas mayor. Pero no son nunca simples resultados de estadios anteriores de su evolución, ni siquiera de la evolución general del sistema capitalista. Están marcadas tanto en su contenido como en su forma, por un buen número de factores, en particular por las resistencias, las revueltas, las revoluciones que se dan en el seno mismo del sistema y contra el, y que a veces aspiran incluso a su destrucción. Las épocas en las que la tecnología aparenta mayor autonomía son aquellas que suceden a periodos turbulentos que la dominación supero. Juega el papel de testamentaria de los límites de quienes la cuestionaban. En este sentido, la tecnología actual, a pesar de su enorme inercia, la recuperado las críticas incompletas de los años 70, críticas limitadas al rechazo de las formas más pesadas y centralizadas del sistema tecnológico, de fondo Taylorista, que dominaban divisiones en aquella época, y sus ilusiones sobre las virtudes de los sistemas tecnológicos descentralizados de bolsillo, siguiendo el lema “small si beautiful” (o lo que es mejor poco que nada).

De hecho, al igual que el capitalismo en general, la tecnología no puede funcionar de manera aislada. Está obligada, so pena de paralizarse, a lo que queda de humano en los individuos que vampiriza, mientras que intenta al mismo tiempos deshumanizarlos los máximo posible, tanto en el trabajo como fuera de él. De donde se deduce que la ambivalencia del sicurso y la incohencia de la gestión de los tecnócratas en todos los niveles de la jerarquía, desde los jefes de la oficina hasta los managers de las instituciones mundiales, para evitar la parálisis del sistema y asegurar su legitimidad. Pero sucede que el espíritu de iniciativa anhelado, sobrepasa el marco que le es asignado. Reducidos como nunca antes al papel poco envidiable de autómatas al sistema del servicio mundial, los individuos son a veces capaces de salirse de él, como demuestran los actos de rebelión desde Seattle. En realidad, la tecnología por si misma es incapaz de mantener el orden. La imposición en todos los ámbitos de la vida social, en particular la coerción ejercida por las instituciones del Estado, sigue siendo más indispensable que nunca. Potencia temible pero relativa, la tecnología no se ha convertido en el factor esencial, ni mucho menos exclusivo, para determinar la evolución general de la sociedad, borrar las contradicciones y unificarlas bajo la égida de la tecnocracia. Las ideas fijas de ésta y las necesidades particulares que suscita, se materializan cuando corresponden a las ideas fijas y necesidades de la sociedad. Cuando los delirios tecnológicos se alejan demasiado de ellas, cuando acaban siendo un obstáculo para el funcionamiento global del sistema, son devueltos a su lugar por el Estado, o incluso por las instituciones supranacionales que representan intereses más globales que los del Estado nacional. Da fe de esto la aventura nuclear del reactor reproductor rápido de surgeneración en Francia, donde tras años de encarnizamiento terapéutico, el consejo Europeo se negó a financiar el proyecto, produciéndose el descalabro final.

El capitalismo no se puede reducir a la tecnología, no más que el conjunto de medios de explotación y subordinación en los que se apoya. Las formas de dominación más sofisticadas, concentradas en los Estado que desempeñan el papel de centro del sistema mundial, se nutren y complementan, en la periferia, de formas de explotación y opresión a veces milenarias. Ya que el capitalismo adapta aquellas en las que se puede apoyar y rechaza las que no le sirven. Pero en la medida en que las tolera, acepta que parcialmente escapen a su control. Así, los tecnócratas uniformados que dirigen las actuales guerras “hightech” niegan y utilizan al mismo tiempo formas de guerra convencionales, incluso antediluvianas. Para el control de zonas clave del planeta, tienen que recurrir a tropas supletorias, incluidos jefes de clanes y de mafias, que actúan a su vez por su propia cuenta. Por todo esto, el concepto de “sociedad industrial”, presentado como universal, es en realidad una simplificación excesiva. No da cuenta de la complejidad del mundo. Reposa sobre la idea de la sustitución casi completa de “el gobierno de los hombres” por “la simple administración de las cosas”, así como sobre la idea de la unificación de la sociedad bajo la dirección del Estado tecnocratizado, reinando, en las metrópolis, sobre rebaños ciegos y descerebrados. Como si la tecnología fuese el vector descubierto al fin por la dominación para que la utopía del capitalismo, la reificación integral del mundo, se vuelva posible,

La tendencia al control centralizado del mundo sin duda ha progresado a lo largo de los últimos decenios, como demuestra el retroceso de las prerrogativas de los Estados tradicionales y el papel cada vez mas importante de instituciones situadas por encima de ellos en la organización del orden mundial. Pero no esmenos cierto que los gestores de la dominación están ellos mismos alienados y divididos y que las consecuencias de sus actos; incluso cuando dejan a un lado sus conflictos de intereses, crean en ocasiones situaciones difíciles de controlar, o incluso incontrolables, pues dependen de factores y contr ciones imprevisibles y que escapan a su control.

Por tanto, son incapaces de ejercer el dominio absoluto al que aspiran. En el fondo, los adversarios “sociedad industrial” confunden la terrible imagen de la realidad que la dominación modernizada ofrece de sí misma y del conjunto de la humanidad con la realidad. De ahí su tendencia a retirarse a su propio universo cerrado para intentar escapar de aquello que les aflige.

Una de las principales acusaciones dirigidas contra la tecnología por los adversarios de la “sociedad industrial”, es la de haber transformado la naturaleza, el mundo increado por la humanidad, en caos artificial. Pero, lejos de pretender lo contrario del culto a lo artificial y al caos, formas privilegiadas de la ideología moderna; la representación de la naturaleza como dominio del orden es muestra de su visión antropomorfista, que les ha precedido en la historia. El propio Estado centralizado, hijo de la Revolución, acabó con el reinado de la aristocracia y la iglesia en nombre de pretendida leyes naturales, réplicas secularizadas de las de Dios.

Hoy día, los más cínicos managers de la dominación creen que el orden puede resurgir del reconocimiento y de la gestión del caos. Pero hay hombres de Estado, ecologistas, e incluso ecofascistas, que recogen y adaptan la idea de ley natural como ideología del mantenimiento del orden, amenazado a sus ojos por el mismo caos. Idea peligrosa pero tranquilizadora para los adversarios de la “sociedad industrial” que rechazan el nihilismo reinante. Los pretendidos valores naturales son, a primera vista, fundados. También sólidos, pues al estar basados en la supuesta estabilidad de la naturaleza, parecen proteger a los individuos contra la inestabilidad creada por las mutaciones aceleradas y destructivas del capital, e incluso como algo capaz de volver a dar sentido a sus vidas. Encuentran en tales valores-refugio la fuerza aparente que les falta, en la medida en que ya no hablan en su propio nombre, sino en nombre de la totalidad universal con la que comulgan de forma imaginaria. Desempeñan el papel de referentes privilegiados a partir de los cuales la reanudación de la crítica sobre bases renovadas parece posible.

En efecto, los humanos son hijos de un mundo no humano, que es parte integrante de su humanidad.

La total emancipación humana de la naturaleza es la muestra del delirio tecnológico. Pero la actividad humana no es nunca la simple imitación de algún modelo encontrado fuera de sí misma. No se contenta con alterar el medio que le rodea y permanecer en el mismo estado. Los humanos modifican su mundo y modifican, al mismo tiempo, su propio ser. Sus modos de transformación de la naturaleza son también modos de coexistencia. Son parte integrante de las relaciones sociales que establecen. En otras palabras, sus actividades, sus relaciones, sus sensaciones, sus representaciones, sus gestos, sus plabras, etcetera, son ya mediaciones, incluso cuando no las dominan. En la trasformación del mundo nada está decidido de antemano. Las contradicciones son inevitables, y por tanto, las mediaciones pueden escapar al control de los seres humanos.

La noción de inmediatez, la apología de las pretendidas relaciones no mediatizadas que los humanos tejieron antiguamente entre ellos y con el resto de la naturaleza no cambia nada. Ni el llamamiento a la vuelta a valores naturalistas abstractos, tan apreciados por los adversarios de la “sociedad industrial”, ni la tentativa de naturalizar la cuestión social, permitirán resolver los problemas concretos que conlleva la alienación moderna.

La preponderancia de la ideología naturalista es tal, que los adversarios de la “sociedad industrial” utilizan el sello Naturaleza para caracterizar las actividades preindustriales. Como consecuencia, la historia del mundo resultante es, cuando menos, idealizada. A partir del Neolítico, la base de la libertad humana seria la actividad agrícola, con sustancial a la humanización de la naturaleza. Más tarde, la obra civilizadora fue interrumpida por el advenimiento del reino de lo artificial. En pocas palabras, los humanos fueron expulsados del jardín del Edén y comienza su vagar por la Tierra. Difícilmente se puede imaginar, partiendo de tales visiones bucólicas, porque los beldes más consecuentes de las épocas pre industriales no sólo estigmatizaban instituciones como la Iglesia y el Estado, sino también los aspectos sombríos de las comunidades donde nacieron, tanto en las ciudades como en el campo, que ahogaban los gérmenes de la libertad, la jerarquía patriarcal en primer lugar

La ideología del progreso niega que los seres humanos, hayan podido gozar de libertad desde hace mucho tiempo, pues la asimila a la libertad formal del ciudadano, aparentemente liberada de determinaciones naturales y sociales. Pero las tendencias liberticidas y domesticadoras hacia la naturaleza aparecen muy pronto en la historia. Hay una continuidad en la alienación. Las alienaciones de ayer engendran en parte las de hoy. En particular el culto a lo sagrado. Los antiguos adoraban dioses y misticismos milenarios, anteriores incluso al monoteísmo, que prepararon a los modernos para adorar las cosas. Entre el fatalismo religioso y el determinismo científico, hay más que analogías formales. Lo sagrado, no solo es parte integrante de la genealogía de la sociedad capitalista, sino que continúa, transformado por ella y amalgamado con el cientificismo, envenenando la atmósfera, incluso en países tan modernizados como los Estados Unidos.

La visión naturalista de la historia, es tan poco crítica con la sociedad actual, que esconde importantes concesiones a la ideología tecnicista. En efecto, ésta define al ser humano como un animal fabricante de instrumentos y segmenta la historia en función del tipo de útiles utilizados sin atender al resto. Considera la técnica como el factor último que da sentido a la historia. El concepto de civilización campesina reposa sobre algo análogo: los modos e instrumentos de trabajo adaptados a la agricultura parcelaria, adoptados por las comunidades más diversas, casi no han cambiado en milenios y constituyen la base a partir de la cual la alineación puede ser combatida. En el mismo orden de ideas, la antropología multiplica los conceptos de civilización artesanal, pastoril, etc. Con algo de razón, pues todas esas actividades han tenido la misma importancia y han durado tanto tiempo como la cultura parcelaria del sol. Sin embargo, en sí mismas, fuera del conjunto de condiciones particulares que contribuyen a otorgarle uno u otro sentido a esos modos o instrumentos de trabajo, no significan nada. Creadas a la escala del individuo o de grupos minúsculos, no son sinónimos a priori de autonomía. Por ejemplo, cuando las comunidades están ya organizadas de manera jerárquica, generalmente patriarcal, cuando reducen la individualidad de sus miembros, a excepción de la del jefe, incluso negándola, con el pretexto de la protección y transmisión del saber; los instrumentos en cuestión no expresan nada más que la falta de libertad. Utilizados en masa de manera centralizada, bajo el centro del Estado, pueden perfectamente constituir el armazón de sistemas técnicos destructores de la tierra y de los hombres, como prueba el despotismo en Oriente, constructor desde hace milenios de obras de irrigación y fortificación sin las que la cultura parcelaria del sol no hubiese podido existir en regiones poco propicias para la agricultura.

La interpretación idealizada de las sociedades agrarias y artesanales, asociada al reconocimiento del fracaso de la comunidad de clase explica la importancia desmesurada de las tentativas comunitarias de hoy día. Al menos de las que responden a la idea reduccionista de la desposesión criticada en este texto. Algunos adversarios de la “sociedad industrial” las consideran aun vías de paso necesarias para empezar a desbloquear la situación, o incluso como las bases sobre las que replegarse en espera de tiempos mejores.

En pocas palabras, su idealización va por buen camino mientras aquellos que las preconizan se mantengan obnubilados por la vertiente técnica de su propia actividad. Como prueba la escasa crítica de la totalidad de alienaciones modernas y la preponderancia del discurso de la reapropiación de los saberes de ayer y de hoy. Reapropiación que es asimilada a veces a reapropiación de la vida, !aun cuando no existen las condiciones mínimas para el ejercicio de la libertad¡ La historia reciente de la cuestión comunitaria, de los años 70 y 80, rebela sin embargo los límites de tales tentativas, cuando en el reflujo general pretendieron jugar el papel de salas de espera para una reanudación revolucionaria cada vez más problemática y encontrar soluciones técnicas a los problemas sociales sin resolver. El rechazo del gigantismo en el terreno de la industria y del urbanismo, la búsqueda, la reanudación, la creación misma de instrumentos y modos de trabajo a la medida de las comunidades no ha impedido que éstas reproduzcan en su seno los defectos, actitudes, roles y formas de jerarquía que supuestamente rechazaban. No más que el mercantilismo. “Small is not allways beautiful”. Esa fue la divisa de las más radicales de ellas al intentar ensanchar su horizonte.

Hace tiempo que se superó la época de los artífices de las experiencias doctrinales, cargadas sobre la espalda de la sociedad. La experimentación de otras formas de vivir, de manera individual y colectiva, y de trasformar la naturaleza, quedan no obstante como uno de los componentes del rechazo a la supervivencia, a condición de que los roles in compatibles con la libertad de los asociados no tengan el camino libre y que no sean cargadas de más sentido del que pueden contener. El descubrimiento, la selección, y la combinación de procedimientos de ayer y de hoy no son desdeñables para combatir la desposesión. Pero son todavía, en parte, paliativos y no se darían bajo unas circunstancias diferentes. No son las armas que permiten avanzar en la resolución de la cuestión social. Ésta pasa actualmente por la constitución de fuerzas susceptibles de replantear la totalidad del mundo que nos destruye.

La omnipresencia de la ideología técnica es tal que envenena incluso aquellos que la rechazan con horror. A fuerza de hacer de ella su demonio particular, han terminado volviendo a la jaula impuesta, sin ver que semejante ideología cierra su horizonte. Aceptan como expresión de la realidad el axioma según el cual los problemas sociales no son, esencialmente, más que problemas técnicos, o más aún, problemas ligados a la dominación presentada como integral, o casi, de la tecnología.

La noción de “sociedad industrial” no expresa otra cosa. No sorprende que la ideología técnica, expulsada por la puerta vuelva a colarse por la ventana tras haber hecho algunos prestamos al naturalismo y a las imágenes del Épinal bajo la forma de búsqueda de trucos y astucias técnicas susceptibles de faborecer la autonomía de los individuos: la vuelta a la tracción animal como vía obligatoria para la conquista de la libertad, entre otros hallazgos.

La artificialización de la vida mediatizada por la tecnología es la bestia negra de los “adversarios de la sociedad industrial”, pues para ellos constituye la piedra angular de la alienación moderna, y por tanto la causa esencial de las sucesivas derrotas de las tentativas de subversión en las metrópolis y el factor central que impide su continuación. Posición cuando menos reduccionista, que no toma en consideración la multiplicidad de factores que llevaron a eso. En primer lugar la modernización del Estado que convertido en Estado-providencia, aseguro durante décadas la protección relativa del ciudadano, al precio de la pérdida de autonomía y de la atomización creciente de los propios trabajadores asalariados, y que aceleró la integración y descomposición de su comunidad de clase. El curso obligatorio que siguieron los valores anquilosados de ésta se han desplomado desde los años 70, pero, con algunos años de intervalo, lo mismo a ocurrido con las comunidades “alternativas”.Una vez lanzadas al mercado de la ideología perdieron su olor a azufre y aparecieron como de modernización de la sociedad, mediante el reciclaje de valores culturales de masa que ellas mismas contribuyeron a crear. Los adversarios de la “sociedad industrial” critican duramente los límites de los proyectos de emancipación proletaria, en particular la tendencia a reducir la revolución a la expropiación de los expropiadores y a la entrega del sistema técnico a los proletarios asociados. Por contra, guardan silencio acerca de los impasses que significaron los proyectos parciales “alternativos” de los últimos 30 años, que desbordan la cuestión de saber si el Estado ha reconocido las comunidades mas viables. Dichos proyectos “alternativos” opusieron el espíritu de separación y especialización en tal o cual ámbito de la lucha, a imagen del mundo de alienaciones fragmentadas contra el que protestaban -desde la jerarquía de sexos a la de especies- al universalismo vacío de la política de la época. Ésta es la causa principal del descalabro de las tentativas de superar el campo de la política y de ampliar el terreno de la lucha.

La institucionalización llegó después, pero no fue más que la consecuencia.

En condiciones cada vez más desfavorables, los adversaros de la “sociedad industrial” se enfrenta al mismo dilema. Cuanto más intentan hacer de la lucha contra la tecnología el eje de la oposición al mundo de la alienación modernizada, más restringen el terreno potencial de la lucha. En el fondo, su escala de valores están jerárquica como la defendida por las ideologías clasistas, hostiles a las formas de subversión que superaron, en los 70 y 80, su limitada concepción. Su visión cercada del mundo, que imaginan universal, les lleva a hacer del terreno que eligen el único posible, al menos en las metrópolis y a negar en principio los otros, considerados insustanciales, incluso totalmente controlados y por tanto reservados a los suplentes ciudadanistas del Estado. De hai la indiferencia, a veces incluso hostilidad latente, hacia las fracciones radicales que, a la espalda de las grandes misas mundialistas en Seattle y otras partes, hicieron oír su voz. Voces discordantes y dispersas, sin duda, pero la cuestión de saber qué piensan, qué quieren etcétera, ni siquiera es planteada. Basta con identificarlas como tendencias activistas sin teoría y zanjar el asunto. Partisanos de la constitución de la oposición “anti-industrial” alguna vez afirman incluso que en las megalópolis, los individuos arrancados de sus relaciones con la naturaleza son mutilados hasta el punto de estar con denados a la errancia. Así, la posibilidad de que puedan surgir combates de importancia en el seno del sistema y contra él, queda descartada. A la oposición no le queda más que encontrar sus marcas en una vuelta ilusoria a los valores de antaño, y a intentar resistir, en la periferia de las megalópolis, a partir de los últimos reductos que escapan todavía, al parecer, a la desposesión total.

En las metrópolis, las fuerzas que se plantean hoy en día una perspectiva de cuestionamiento de la dominación son muy débiles y dispersas, a veces confusas, y no pueden contar más que con ellas mismas. De ahí la impresión tan desagradable de estar suspendido en el vacío. Pero ningún proyecto minimalista de supervivencia de la especie o de huida del mundo, proyecto de sustitución ilusoria del viejo programa de la toma del poder del Estado, puede acabar con la sensación de estar aislado, desarraigado y privado de referencias en la naturaleza y en la historia. La experiencia demuestra que tales proyectos sólo favorecen los. encuentros ilusorios y sin continuidad. La confrontación con el mundo sigue siendo la única vía para el individuo o grupos de individuos rebeldes para no hundirse en el solipsismo, perfecta manifestación de la atomización y de la perdida de sentido de la realidad que caracterizan la época. Nuestras debilidades reales no pueden ser justificaciones para dejar para el día del juicio final los objetivos y medios que nos son propios. Sin dejarnos llevar por la moda del activismo, claro está, pero sin limitar tampoco a priori nuestro campo de actividad en la teoría y en práctica. Evitemos tomar nuestros propios límites por límites del mundo.

André Dréan

 

Traducción: Revista Negación

____________________
Fuentes:
– Revista negación VII
– non-fides.fr