MEXICO: COLOCACIÓN DE ARTEFACTO EXPLOSIVO EN METRO

1

 

(Nota de Por la Anarquia: Hemos demorado algunos dias en publicar esta noticia enviada a nuestro correo ya que la misma ha generado algunas discusiones internas entre nosotrxs. No compartimos el hecho del ataque indiscriminado en un medio de locomoción pública, el cual puede ser utilizado por cualquier persona, inclusive un afín o un ser queridx. Y claro que por gente que si bien tiene su grado de responsabilidad en el sostenimiento del sistema de dominación, creemos que no son objetivos prioritarios ni que ameriten esta clase de ataques. Menos aun cuando esta claro que el objetivo era dañar “civiles”, a diferencia del ataque ocurrido en Chile en donde lxs compañerxs alertaron para que la estación fuese evacuada.

Dicho esto, y limitandonos profundamente dado que estamos escribiendo desde un inofensivo blog de contrainformación y analisis y no usando canales de acción directa para volcar nuestro parecer, hemos optado por difundir el comunicado, pues a pesar de las diferencias, mayormente nos sentimos complices con quienes atacan a la civilización en su totalidad. Aclarar que todo lo aqui vertido intentamos hacerselo llegar a lxs compañerxs que realizaron el ataque, pero pese a la buena voluntad de quienes nos enviaron la reivindicación, esto no fue posible. Lo dicho, que cada compañerx analice y saque sus conclusiones…)

__________________________________________

“Hoy voy a convertirme en un criminal ya no creo en nadie, a menos que me convierta en un muerto”
T.

Sin dar un discurso exagerado, nos adjudicamos la colocación de un artefacto compuesto por dinamita abandonado en algún vagón del metro de la Ciudad de México de la línea 9, el pasado 23 de octubre.

El atentado no salió como se tenía planeado ya que fue descubierto, dando aviso a la policía la cual desalojó las instalaciones de la estación Chilpancingo, informando que se trataba de una supuesta “falla técnica”*.

Con esto, queremos dejar en claro que no se trató de una falla técnica, nosotros fuimos quienes abandonamos el artefacto explosivo desde unas cuantas horas antes de ser encontrado, nuestra intención era que explotara causando la mayor destrucción posible sin importar que con ello murieran o se mutilaran personas. Queremos dejar en claro también que, en nuestro accionar en contra de la civilización no consideraremos la vida de los borregos que ciegamente aceptan el desarrollo y el progreso para llevar una vida más cómoda, por ello es que decidimos atacar este medio de transporte y aunque no causó las magnitudes que se esperaban creó una gran tensión entre usuarios y autoridades.

Grupúsculo Indiscriminado

 

* “Usuarios del Metro son desalojados de la estación Chilpancingo de la Línea 9”. Sin Embargo, 23 de Octubre.

____________________
Fuente: https://porlaanarquia.espivblogs.net/2015/10/30/mexico-colocacion-de-artefacto-explosivo-en-metro/

Alemania: Información actualizada sobre las 3 personas encarceladas por oponerse a la minería a cielo abierto en el bosque de Hambach. Y Saboteada maquinaria de construcción en el bosque de Hambach

Información más reciente sobre los prisioneros de Hambi.

Ayer por la tarde recibimos nueva información sobre las condiciones y desarrollos relativos a los 3 prisioneros de la okupación del bosque, que están ahora mismo encarcelados en Aachen y Colonia. Queremos ofrecer una actualización para cualquier persona interesada y hacer un llamado a la solidaridad. Por el momento, no hay publicados nombres de las dos personas arrestadas el pasado jueves, así que les llamaremos A. y B. en este comunicado.

Los 3 prisioneros sufren de heridas que les han inflingido durante su arresto. Cómo se ha llegado a esta situación exactamente y si fueron heridos por agentes de policía o por guardias de seguridad de RWE no lo sabemos aun. Mr. Blue, quien lleva encarcelado varias semanas, no puede oír bien por su oído izquierdo, y no puede sentir dos dedos de su mano izquierda. Desde que está en la cárcel, no le han permitido ver al médico de la prisión. A. tiene una brecha sangrante en la cabeza, uno de sus dedos parece estar roto o seriamente lesionado. Alguien rompió la nariz a B., le faltan varios dientes y se queja de dolores en su mandíbula – no sabemos qué clase de lesión puede implicar esto último porque no pudo ver a un médico antes de que el juez le enviase a prisión el día después de su detención. Declaró que quiere iniciar una huelga de hambre si la prisión se niega a proporcionarle comida vegana (como siempre).

En los casos de todos los prisioneros, por el momento no es posible afirmar cuánto tiempo durará su encarcelamiento. Los abogados esperan que dure entre 2 y 3 meses como mucho. Las acusaciones contra A. y B. son de asalto peligroso y destrucción de la propiedad, y las de Mr. Blue son “Hausfriedensbruch” (allanamiento de la propiedad), “Störung öffentlicher Betriebe” (perturbación del funcionamiento de una empresa pública), asalto, resistencia al arresto e insultos. Los abogados esperan que el castigo en todos los casos sea de prisión o de libertad condicional.

Las visitas y las cartas estarán bajo vigilancia. Por el momento, no hay “cargos” oficiales, así que no es posible predecir el día del juicio, que significaría (esperemos) el fin de su encarcelamiento.

¡MUESTRA TU SOLIDARIDAD!

¡Es importante que las personas que están dentro de la prisión sepan que no están solas! Y que no aceptamos sin pelear la injusticia de que nuestros compañeros estén en prisión. Si estás pensando en llevar a cabo alguna acción contra la minería de carbón y la destrucción climática, ¡actúa ahora! Manifestaciones espontáneas, sabotajes, colocación de pancartas… ¡Sé creativx! Muestra tu solidaridad a los 3 prisioneros en los comunicados de tus acciones. También puedes tomar fotografías solidarias con pancartas y enviárnoslas. Pero también se necesita ayuda directa.

¡Escríbeles!

Puedes encontrar la dirección en prisión de Mr. Blue al final de este artículo, para publicar las otras direcciones tenemos que esperar al permiso de los prisioneros. Por favor, envía cartas para ellos a la “Werkstatt fur Aktionen und Alternativen” (WAA; La dirección también está al final), se las haremos llegar a los prisioneros. Para ellos, las cartas son normalmente el único contacto con el exterior, ¡y por lo tanto son muy importantes! Sé creativo, pon panfletos, pegatinas, letras de canciones u otras cosas en el interior, escríbeles sobre los proyectos en los que participas, envíales fotos, relatos, artículos… También puedes escribirnos un e-mail, lo imprimiremos y se lo haremos llegar a la gente en prisión.

¡Envíales material de lectura!

Estar en la celda puede ser realmente aburrido. Con frecuencia, la prisión rechaza los libros le son enviados a lxs presxs. Las oportunidades de que los dejen pasar son mayores con los más delgados, con tapa blanda y sin contenidos políticos. Pero por favor, intentad enviar también material político, porque si funciona, es incluso mejor para los presos. El Estado intenta impedirnos continuar con nuestra lucha con intimidación y cárcel – ¡no estamos intimidados, y no tenemos miedo! Permaneceremos juntxs y enfrentaremos la represión. Ahora más que nunca: ¡Aplastemos a RWE todxs juntxs y pongamos fin a la mortífera minería de lignito! Luchemos por la solidaridad entre humanxs, animales no-humanxs y el ecosistema! ¡Por una sociedad en libertad!

Mister Blue,
1uJS932/15,
JVA Aachen,
Krefelder Strasse 251
Germany

Felix Neuner
Rochusstr. 350,
50827 Köln
Germany

__________________________________________

Nota de la rebelion de las palabras: Del blog de las okupaciones en defensa del bosque alemán de Hambach y de la lucha contra los proyectos de megaminería a cielo abierto de carbón marrón que RWE se encuentra llevando a cabo en la zona, recojo y traduzco al castellano el siguiente comunicado que a su vez lxs compas afirman haber encontrado en Indymedia, y que reivindica los sabotajes causados durante la noche del lunes 26 a varias máquinas de construcción que se encontraban aparcadas en los márgenes del bosque, dentro de la zona prevista para reanudar la tala. A las máquinas se les cortaron los cables derramándoles líquidos, se les echó arena en el depósito de combustible y se les reventaron los cristales. Los sabotajes se dedican a las 3 personas detenidas y encarceladas recientemente por tomar parte en la defensa del bosque.

Al final del comunicado, se añaden algunas fotos del estado en el que quedaron las maquinitas después de la visita que hicieron lxs compañerxs. Las fotografías son cortesía de una página de la red social Facebook llamada “Für Braunkohle und Arbeit, gegen Öko-Extremismus” (Por el Carbón marrón y el Trabajo, contra el Eco-Extremismo), donde los empresarios de este vil negocio (¡que aun tienen el cinismo de promover aprovechándose de la falta de empleo, acusando a lxs activistas de perjudicar los “puestos de trabajo” que crean a costa de destruir el sustento de todxs!) parecen lloriquear por los daños que han sufrido sus preciados juguetitos. ¡Muchas gracias por las fotos, cabrones!

__________________________

Anoche saboteamos ocho máquinas de construcción en el área preparada para la minería a cielo abierto.

A cinco excavadoras, dos bulldozers, una apisonadora y a otra cosa que parecía muy cara se les cortaron todas las mangueras hidráulicas y cables eléctricos que encontramos. Los depósitos y filtros de combustible fueron llenados de arena, todas las ventanas destrozadas y otros componentes mecánicos saboteados. A pesar de todas las medidas de seguridad tomadas por RWE, esta acción se llevó a cabo sin ningún problema.

Esta acción va dirigida contra la empresa activa en la minería a cielo abierto RWE y sus colaboradores, que destruyen los medios de subsistencia en el planeta sólo por beneficios.

Mientras la vasta mayoría de la población en Alemania se sienta silenciosa ante las pantallas de sus televisores, distraídxs de la destrucción por inteligentes animadores y profetas del crecimiento permanente, en otras partes del mundo cientos de miles de personas mueren ya por los efectos del cambio climático, causado en parte por RWE.

Mientras la mayoría de las personas debería darse cuenta de que no pueden seguir por este camino, hasta ahora desafortunadamente es una pequeña minoría la que tiene voluntad de llevar a cabo acciones contra la destrucción y quienes por lo tanto están poniendo su propia salud y libertad en peligro.

Actualmente, tres de estas personas están sentadas en prisiones en Colonia y Aachen, por sus intentos de evitar la destrucción del Bosque de Hambach por parte de RWE.

En el transcurso de sus arrestos, las tres personas fueron maltratadas por la policía y por el servicio de seguridad privada de RWE, la nariz de una persona fue rota y perdió varios dientes.

Deseamos por tanto mostrar solidaridad por medio de nuestra acción especialmente con los detenidos actuales y dejar claro que no nos intimidarán de ningún modo. ¡Porque es por todxs!

Esperando motivar a más personas a hacer acciones así,

El Equipo de Ingenieros del Caos.

12036965_191488234518341_2605233680831365172_n 12063353_191488217851676_4746086667679321256_n 12122587_191488247851673_7461187162432899532_n 12189833_191488207851677_8393453387213598678_n____________________
Fuentes:

– http://325.nostate.net/?p=17661

https://vozcomoarma.noblogs.org/?p=9179

http://hambachforest.blogsport.de/2015/10/28/sabotage-action-monday-night/

https://vozcomoarma.noblogs.org/?p=9182

CHILE: BOLETÍN EN SOLIDARIDAD CON CARLOS GUTIÉRREZ… YA EN LA KALLE

CHILE: BOLETÍN EN SOLIDARIDAD CON CARLOS GUTIÉRREZ… YA EN LA KALLE

 

Compañerxs:

Enviamos para su libre propagación un boletín en solidaridad con Carlos Gutiérrez (en la kalle) el cual fue sacado en Septiembre y contiene varios de sus escritos desde la Cárcel de Alta Seguridad.
Si bien el compañero ya se encuentra en la kalle nunca esta demás seguir propagando las ideas revolucionarias por las cuales transita digna y orgullosamente.

¡Se agradece la difusión!

Boletin aqui

***
Akí esta el último comunikado del compañero cuando salió de prisión.

España: El Viernes 30/10 pasan a disposición judicial a los compañeros detenidos en Barcelona. Acudiremos a mostrar nuestro apoyo

Mañana 30 de Octubre pasan a disposición judicial a los compañeros detenidos en Barcelona acusados de pertenencia a organización terrorista, haciendo referencia nuevamente a los “Grupos Anarquistas Coordinados”.
Una extensión de lo que fue la “Operación Pandora” realizada en Diciembre de 2014, precedida por la “Operación Columna” llevada a cabo en Noviembre de 2013 y continuada por la “Operación Piñata” en Marzo de 2015.
Una sucesión de golpes a las ideas anarquistas que se salda con más de 40 detenidos en estas circunstancias en el Estado Español en un tiempo record de 2 años.
Los compañeros detenidos en la “Operación Columna”, Mónica y Francisco, fueron llevados a prisión preventiva sin juicio desde el primer momento, situación que se ha alargado hasta agotar el primer plazo del que disponen para mantenerles privados de libertar sin haberse celebrado juicio alguno.
Ayer nos enterábamos de que la Audiencia Nacional ha prorrogado a dos años más la prisión preventiva de Mónica y Francisco, por lo que sin no hay novedades antes, pueden permanecer en total 4 años secuestrados hasta la celebración del juicio.
Pero nuevamente los mecanismos del Estado se ponen en marcha para intentar hacer desaparecer las ideas, prácticas y objetivos más antagonistas a él mismo, queriendo golpear a quienes permanecen tras esta oleada represiva de forma solidaria al lado de todos los que han sido detenidos y los que en algún momento son susceptibles de serlo.
Sin miedo y con determinación, haremos nuevamente frente a esta ofensiva y responderemos a los ataques del Estado de la única forma que entienden: Con la acción directa, uno de los pilares básicos de las ideas a las que tratan de hacer desaparecer.

HACEMOS UN LLAMAMIENTO PARA MOSTRAR NUESTRO APOYO A LOS COMPAÑEROS DETENIDOS EL VIERNES A PARTIR DE LAS 9H EN LA CALLE GÉNOVA ESQUINA CON CALLE GARCÍA GUTIERREZ, donde se encuentra el edificio nuevo de la Audiencia Nacional. Nos pondremos directamente en la acera de en frente para visibilizar el conflicto existente (con pancartas, carteles, textos, megafonía o lo que cada uno quiera traer) para mostrarles nuestra solidaridad, para que sepan que no están solos.
De igual forma, sabemos que en el día de ayer se sucedieron diversas concentraciones y manifestaciones espontáneas en Madrid, Barcelona, Manresa, Zaragoza… y que seguirán haciéndose durante estos días en más localidades. Son gestos necesarios en estos días y algo hacen ver que el conflicto contra el Estado no es cosa solo de los que han sido golpeados.
Animamos a que se siga haciendo efectiva la solidaridad de la forma que cada cual crea conveniente.

QUEREMOS A NUESTROS COMPAÑEROS EN LA CALLE

LIBERTAD PARA TODOS

MUERTE AL ESTADO Y VIVA LA ANARQUÍA

España: Prorrogan la prisión preventiva a mónica y francisco.

represionespaña2015

Se prorroga la prisión preventiva a Mónica y Francisco.

El martes 27 tuvo lugar la vista donde se decidía si les prorrogaban la prisión preventiva a Mónica y Francisco o les ponían en libertad a espera de juicio. Ha salido la resolución, y se les ha prorrogado.

A pesar de que la legislación española contempla los dos años como el tiempo máximo que una persona puede permanecer en prisión preventiva, el Estado tiene la posibilidad de alargarla (argumentando algún tipo de excepcionalidad en el caso) durante dos años más, y lo ha hecho.

Hace dos años, el 13 de noviembre de 2013 fueron detenidos junto con tres personas más, a las cuales se les ha archivado el caso. Mónica y Francisco están a la espera de juicio acusados de pertenencia a organización terrorista, estragos y conspiración.

El mismo día que sale esta resolución detienen a 9 personas en un nuevo golpe a anarquismo en Barcelona y Manresa con diez registros en casas y locales.

Y ante esto solo nos queda encajar los golpes y seguir adelante, demostrándoles que no están solos y que no conseguirán frenar nuestra solidaridad.

PODRÁN DETERNOS, PERO NO PARARNOS.
LIBERTAD ANARQUISTAS PRESXS!
SOLIDARIDAD CON LOS DETENIDOS!
QUEREMOS A NUESTRXS COMPAÑEROS EN LA CALLE YA

Santiago, chile: A la venta. Entradas para la Actividad GolpeXGolpe

Entradas para la Actividad GolpeXGolpe (Consigue la tuya!)

Cuando el poder azota y golpea con cárcel a nuestrxs compañerxs, el
inmovilismo, la comodidad y las excusas solo son victorias para el poder y
la autoridad, por lo que lxs invitamos a participar de esta actividad en
solidaridad con los compañeros antiautoritarios Ignacio Muñoz y Claudio
Valenzuela, secuestrados en las mazmorras de la cárcel empresa Santiago 1.

Valor: $2.000 pesos
Incluye:
– Inscripción al Campeonato de Tenis de Mesa (Single o Dobles)
– Un trozo de pizza (Valida solo para Pre-Ventas)
– Un cartón para el Gran Bingo Gran

Puntos de Pre-Venta de la Entrada:
– Radio 1° de Mayo / Sección Brújula Insurrecta del Programa radial La
Estrategia del Caracol – 102.9 FM
Sábados (17:30 – 20:30 hrs) / Centro de Formación Pedro Mariqueo (30 de
Octubre con Raul Fuica), Población La Victoria

– Biblioteca Antiautoritaria Peripecia
Domingos (10:30 – 14:00 hrs) / Coquimbo con Los Mañios, Villa La Foresta,
Puente Alto. Metro: Protectora de la Infancia

– Biblioteca Autónoma Sante Geronimo Caserio
Viernes y Domingos (17:00 – 22:00 hrs) / Av. Los Mares #7377, Pudahuel.
Metro: Laguna Sur

– Biblioteca Denjiro Kotoku y Suga Kanno
Miércoles (18:00 – 21:00 hrs) y Sábados (17:00 – 22:00 hrs) / Esquina de 3
Oriente con 6 Sur (atrás de la Sede N°4, que queda en Simón González
#3625), Población San Joaquín, Comuna de Pedro Aguirre Cerda.

– Liga Antiautoritaria Deportiva

– Diversas Actividades

Cuando: Sábado 31 de Octubre – 12:00 Hrs.
Donde: E.S.A & Biblioteca Autónoma Sante Geronimo Caserio
(Av. Los Mares #7377, Pudahuel. Metro: Laguna Sur)

$hile: Altivas celulas autonomas en guerra atacan coordinadas a los teletrak el 5 de septiembre

COMUNICADO:

Lxs guerrerxs ya se consideran muertxs, así que no tienen nada que perder. Lo peor ya les ha pasado; por tanto, se sienten tranquilxs y sus pensamientos son claros.
Eligen y afirman su destino, sea cual sea.
Por lo tanto su unica y propia lucha hace de su paso por el mundo algo exquisito.
Templan su voluntad de tal forma q ya nada puede moverles de su propósito.
Nadie que lxs juzgase por sus actos o por sus palabras podrían jamás sospechar que lo han presenciado todo.

Como siempre sobran los motivos para atacar, en este caso: las agencias de Teletrak; donde se reúnen situaciones despreciables como el uso(1) de caballos como mera herramienta de dinero para las carreras, la enajenación de la apuesta entre los consumidores de aquel lugar con sus costumbres falocentricas y especistas, donde específicamente lo que queríamos era sabotear a los consumidores en las carreras que tienen auge alcanzada la tarde para que a través de la deflagración del artefacto incendiario produzca el respectivo alboroto y momentáneo cierre en las agencias fijadas y que tanto clientes como trabajadores se lleven el sobresalto (y con factor suerte algo mas) del aciago fuego que también expulsaría aquella fatídica nube olor a azufre que fue adozada.
No nos engañamos ni nos ocultamos en oxidados argumentos conservadores: reconocemos que el especismo se gesta en la especie humana; reconozcamos que la dominación sigue su curso y hay que cerrarle mucho más el camino. No debemos lamentarnos al momento de intervenir directamente en lxs humanxs que creen/practican aquellas mortificaciones, sean de la clase que sean, del parentesco que tengan, o de la conciencia revolucionaria (o no) que posean.

Que el objetivo de este comunicado sea/sirva para mencionar que estamos por la liberación de la tierra, que nuestras acciones parten desde el ímpetu egoico de la propia liberación, primando por la transmutación individual hacia fuera.

Que aquella realidad que estamos viviendo es causa de lxs activxs y pasivxs participantes en esta civilización que se asienta con sus sustentables ideas, que va contra las autoridades buenas/malas, concedidas e impuestas que se atraviesen con nosotrxs, y que sirva para mencionar que buscamos destruir paso firme por paso firme la dominación. Que buscamos/vamos mas alla del “figurar” en el anhelado mes de las barricadas y prendernos velas/sobarnos el lomo entre nuestro propio piño de mera, cebada y manoseada memoria histórica(2).

Mencionando que dan lo mismo las nuevas leyes y la imputación de más años por artefactos incendiarios, seguiremos profundizando el conflicto. CONFECCIONAREMOS MUCHOS MAS: 1, 10, 100, 1000 el fuego se mantiene y le transmitimos ese calor incendiario a nuestrxs hermanxs que mantienen firmes sus propias convicciones desantropocentrizadas, mentes que se liberan dia a dia de la vieja estructura del especismo revolucionario y arremete con altivez –y no por resignación- contra las costumbres aprendidas.

El viernes 5 de septiembre atacamos las agencias de teletrak ubicadas en:

– SAN DIEGO 1063 CON AV. MATTA (SANTIAGO)
– GRAN AVENIDA 4452 CON LO OVALLE (SAN MIGUEL)
– CALLE LAGUNA SUR 8438, L 3 CON LA ESTRELLA (PUDAHUEL)
– AV. VICUÑA. MACKENNA 847 CON DIEZ DE JULIO (SANTIAGO)
– AVENIDA ARGENTINA 531 L.6 (VALPARAISO)

Aparte de realizar llamadas telefónicas de alerta de bombas en:

– HIPODROMO
– RANCAGUA
– LA SERENA
– SAN VICENTE
– COPIAPO
– TALCA

Esta coordinada proeza(3) se la dedicamos a todxs aquellxs que desprecian la comodidad de la lucha política dentro del sistema y se lanzan, sonriendo, a la lucha. Por todxs aquellxs que forman parte de la guerra anarquista permanente desde diferentes lugares y que apuntan a la destrucción real de esta civilización como horizonte, puesto que este pensamiento se cultiva dentro de cada unx y solo cada unxs lo sabe dentro en cada decisión, de frente a juzgados, dia a dia en la cotidianidad o en la obscuridad del encierro, no podemos saber con certeza aquel gesto de cada compañerx encerradx, profugx, por eso decidimos omitir los nombres y que llegue a lxs hermanxs que se han sentido identificadxs.

¡EN CADA PASO INDOMABLE ESTAN PRESENTE LXS FIRMES!

ALTIVAS CELULAS AUTONOMAS EN GUERRA
Federación Anarquista Informal – Frente Revolucionario Internacionalista.

___________________________

(1) No reconocemos el hecho de que sean “mal o bien “usados, o “abusados” el simple hecho de reconocerles como objetos de satisfacción grupal o individual es el enclave patriarcal que elegimos atacar. Que quede claro q no queremos que sean mejor tratados ni se les acuñe los términos de: “pobres animales, merecen un mejor trato”. NO PRECISAN NINGUN MEJOR TRATO QUE PUEDA OTORGARLES LA MENTE PATRIARCAL SEA CONSTESTARIA O NO. Y aunque sean mil veces que se lo haya dicho, habremos de reafirmalo para aquellos “compañerxs” que tranzan con las ideas “justas” del filántropo y urbanizado trato ético.

(2) Es bien sabido que para muchxs –por mas que lo traten de disfrazar- en este mes solo se preparan y mitifican para el 11 de septiembre, y alusan la rabia y casi carecen de argumentos para ponerse una capucha y planificar algún gesto incendiario en el real juego de encapuchadxs y policía en el que ambos bandos conocen que no trasciende mas alla de ese dia ni de ese espacio. Dejando en un moho de apariencias los gestos que realmente pueden hacer trascender aquellos momentos del 11/9

(3) Reconocemos que esto no es mas que un pequeño gesto, en realidad no nos alza –ni debiera hacerlo- el hecho de instalar artefactos incendiarios puesto que estos son solo otra pequeña forma en la multiple telaraña de caminos contra la dominación.

____________________
Fuente: 325.nostate.net/?p=17507

Esto es lo que hace Google cuando le preguntas algo que nunca ha respondido

Google

Google

La inteligencia artificial no sólo es clave en el futuro de Google, sus métodos y técnicas ya son las responsables de resolver gran parte de las búsquedas que se realizan a diario en la mayor herramienta del gigante del software.

Para cualquier empresa, invertir en inteligencia artificial y aprendizaje automático (machine-learning) es lo común hoy en día. Google es inteligencia artificial y aprendizaje automático, todos sus servicios están gobernados por los famosos algoritmos de la empresa y su capacidad para recopilar y tratar datos.

En los últimos meses, una “gran parte” de los millones de búsquedas que, cada segundo, se realizan en el buscador de Google han sido interpretadas por un sistema de inteligencia artificial. Se llama RankBrain.

Explicó sus detalles Greg Corrado, científico de investigación senior de la compañía, aportando en exclusiva para Bloomberg Business los detalles e importancia de la IA en el mayor producto de Google.

RankBrain usa su inteligencia para transformar lenguaje escrito a entidades matemáticas — vectores — para que, lo que pide un usuario, pueda ser entendido por un ordenador. Por ejemplo, si RankBrain detecta una palabra o frase que no reconoce, puede realizar una muestra de palabras o frases que pueden tener un significado humano similar y filtrar los resultados en concordancia. De esta forma, las búsquedas que no se han realizado nunca antes, tienen una mayor probabilidad de filtrar por lo que el usuario quiere obtener.

Universidad de Canterbury.

Universidad de Canterbury.

No es un simple experimento, el 15% de las búsquedas nunca se han realizado antes. Y es RankBrain quien las interpreta y delimita.

“RankBrain es uno de los “cientos” de pasos previos que determinan qué resultados aparecen en una página de búsqueda de Google y en dónde se clasifica,” asegura Corrado. “En los pocos meses de desarrollo, ya se ha convertido en la tercera herramienta más importante a la hora de obtener el resultado de una búsqueda.”

Ha sido una sorpresa para Corrado, que lo describe como algo que ha ido mucho mejor de lo que cabría esperar.

Pero, ¿cómo de inteligente es? Según Corrado, a los ingenieros encargados del buscador de Google, que están días y días puliendo los algoritmos empleados para delimitar las búsquedas, se les ordenó examinar varias webs y decidir cómo el buscador las habría ordenado. Obtuvieron un 70% de aciertos, RankBrain un 80%.

Tratar de mostrar resultados a una búsqueda sin él, tal y como dice la compañía, “sería igual de nocivo que eliminar la mitad de las páginas en Wikipedia.”

Google es el mayor protagonista en inteligencia artificial, pero no es ni mucho menos el único gigante que confía cada vez más en las máquinas para ejercer tareas clave en su negocio. Facebook usa técnicas de inteligencia artificial para filtrar tu newsfeed, Apple mejora Siri de la misma forma al igual que Microsoft con Cortana y Bing.

____________________
Fuente: http://hipertextual.com/2015/10/google-preguntas-inteligencia-artificial

Italia: Billy, Costa y Silvia enviadxs de nuevo a juicio

El 17 de julio del 2015 se desarrolló en Turín la audiencia preliminar contra Silvia Guerini, Costantino Ragusa y Billy Bernasconi. Lxs tres compas fueron detenidxs el 15 de abril del 2010 por la policía suiza que, registrando su coche, encontró materiales explosivos y panfletos que reivindicaban un inminente sabotaje firmado por “Earth Liberation Front Switzerland” (Frente de Liberación Animal de Suiza) contra un centro de investigación, en fase de construcción, sobre nanotecnologías de IBM en Ruschlikon (cantón de Zúrich). Fueron procesadxs de actos preparativos de incendio, transporte ilegal y ocultación de material explosivo, y condenadxs el 22 de julio del 2011, Costa a 3 años y 8 meses, Billy a 3 años y 6 meses, y Silvia a 3 años y 4 meses.

Ahora les han vuelto a mandar a juicio según el artículo 110 del código penal italiano, con las siguientes acusaciones:

“art.110, 280 c.p. … porque en concurso entre ellos, en nombre del ELF-Earth Liberation Front, movimiento inspirado en el ecologismo radical, con la finalidad de terrorismo, realizaban actos dirigidos a dañar bienes muebles o inmuebles ajenos, mediante el uso de dispositivos explosivos o en cualquier caso letales.

art.110, 81, 61 c.p. … porque en concurso entre ellos, con más acciones ejecutivas de una misma planificación criminal… ilegalmente tenían y llevaban en un lugar público, transfiriendo desde Valchiusella a Bergamo y de ahí a Suiza el siguiente material explosivo preparado para su uso…

art.110, 648 c.p. … porque en concurso entre ellos… conociendo la procedencia delictiva, recibían de sujetos aún desconocidos el material para los artefactos explosivos… provento de sacarlos ilícitamente a daño de una empresa, aún no identificada, autorizada al uso de explosivos.”

Todas las acusaciones contienen el agravante de la finalidad de terrorismo, que ha sido utilizado históricamente en juicios políticos en Italia para la imposicion de largas prisiones preventivas, y penas de aún más larga duración para lxs condenadxs.

Durante la audiencia preliminar del 17/7/2015 la jueza Silvia Graziella Carosio ha aceptado las tesis defendidas por el procurador sustituto Enrico Arnaldi di Balme, considerando irrelevante el hecho de que Billy, Costa y Silvia ya hayan sido procesadxs y condenadxs en la Confederación Helvética.

El proceso comenzará el 13 de enero del 2016 en Turín. Hagamos de esto una ocasión para relancar la lucha contra las nocividades y la destrucción ambiental.

En vista del proceso, lxs tres compas se encuentran sosteniendo numerosos gastos legales y piden a todxs apoyo con iniciativas solidarias y donaciones a la cuenta: conto corrente postale intestato a Marta Cattaneo, IBAN: IT11A0760111100001022596116, BIC: BPPIITRRXXX. Porfavor especificar la causa: solidarietà a Silvia Billy Costa.

Para contactar: info[arroba]resistenzealnanomondo.org
resistenzealnanomondo, silviabillycostaliberi

Más información en español sobre el caso: contradicción

____________________
Fuente: http://es.contrainfo.espiv.net/2015/10/13/italia-billy-costa-y-silvia-enviadxs-de-nuevo-a-juicio/

EL TÚNEL ADELANTE – Alice Glasser

El piso del Topolino estaba cubierto de arena. Tom tenía también arena en los pantalones y entre los dedos de los pies.

«Maldita sea —pensó—, han construido aquí una carretera de seis pistas que va directamente al océano, una plataforma giratoria con capacidad para trescientos coches que facilita el tránsito en la playa, todo eficiente, organizado, mecanizado y amable, y he aquí el resultado: arena. Y dentro del coche, a pesar del aire acondicionado, el olor acre de las salinas quemadas por el sol.»

Los músculos le dolían entumecidos como de costumbre. Acarició inútilmente el volante, deseando tener algo que hacer, lamentando que el coche fuese tan pequeño, y en seguida se sintió avergonzado. Esos sentimientos eran antisociales. Por supuesto, nada tenía que hacer, pues la carretera estaba funcionando en forma automática, como todas. Así era la ley. Y aunque viajaba tan encogido que las rodillas le tocaban casi el mentón, y el techo del coche le apretaba la nuca como la tapa de una caja, y sus cuatro hijos amontonados en el asiento trasero parecían aspirarle el cuello de la camisa… bueno, era inevitable y, además, el Topolino tenía dos metros de largo como indicaba la ley. No había por qué quejarse.

Por otra parte, no había sido un mal día al fin y al cabo. Cinco horas para recorrer sesenta kilómetros hasta la playa y luego, por supuesto, un par de horas esperando en fila en la playa a que les llegara el turno para meterse en el mar. Estaban tardando un poco más en el viaje de vuelta, como siempre. No se podía saber tampoco qué ocurriría en el Túnel. Estarían otra vez en casa a eso de las diez, quizá. No demasiado tarde.

«Un modo tan bueno como cualquier otro para matar el ocio», pensó. A veces sobraba ocio para matar, realmente.

Jeannie, sentada a su lado, miraba por la ventanilla. Se había recogido el pelo en la nuca —un pelo casi tan rubio como el de los niños— y aunque estaba embarazada otra vez no parecía mucho más vieja que hacía diez años. Pero había dejado de tejer y pensaba ahora en el Túnel. Tom siempre se daba cuenta.

—¡Ay!

Algo golpeó la nuca de Tom, que se dobló hacia adelante tropezando con el parabrisas.

—¡Eh!

Se volvió a medias y lanzó un manotazo a la pala que la pequeña Pattie, de cuatro años, blandía en ese momento.

—Nadé —anunció Pattie, con los ojos azules muy abiertos—. Nadé bien y no tropecé a ninguno.

—Con ninguno —corrigió Tom.

Confiscó la pala, pensando cansadamente que «nadar» en esos días significaba «pisar agua». No había espacio para más en la atestada área de baño.

Jeannie se había vuelto también y miraba sonriendo a su hija, pero Tom meneó la cabeza.

—Ha llegado el momento —dijo brevemente.

Sabía que un paseo en coche aumentaba inevitablemente la tensión de los niños; lo sabía bien pues los veía a menudo, con tantos intervalos entre las horas de clases, entre las horas de juegos y aun entre las horas de su propio trabajo. Pero no les faltaría la educación apropiada. Al primer signo de extraversión, cortar por lo sano, ese era su lema. Se les evitaba así muchos daños futuros.

Jeannie se inclinó hacia adelante y apretó un botón del tablero. La gaveta de tranquilizantes salió y se abrió. Jeannie eligió una pastilla rosada, pero cuando se volvió, Pattie estaba ya apaciguada, con las manos en el regazo y los ojos fijos en la pantalla de TV del asiento trasero. Jeannie suspiró y deslizó la píldora en la boca entreabierta de la pequeña Pattie.

Los otros tres no hablaban desde hacía horas, tal como se esperaba. Jeannie les había servido un almuerzo apropiadamente pesado en el coche: proteínas sintéticas y un tazón caliente de la sopa de algas deshidratadas que había puesto en el termo. Además, todos habían tomado una dosis extra de tranquilizantes para el viaje. David, de seis años, que hacía un tiempo se resistía a abandonar su extraversión, estaba mirando la pantalla de TV y respiraba con dificultad. David era el primogénito, y había nacido en la cabina de partos del supermercado el 3 de abril del año 2100, a las ocho y treinta de la mañana. El mismo año en que la población de los Estados Unidos había llegado a los mil millones. Y era el quinto niño entre los que habían nacido aquella mañana en el supermercado. Las mellizas Susan y Pattie estaban sentadas muy derechas y miraban atentamente la pantalla; y el bebé, Betsy, de dos años, se había tumbado en el asiento y no tardaría en dormirse.

El coche avanzaba a quince kilómetros por hora, uno más en la fila de brillantes burbujas que se extendía como una cinta de caramelos a lo largo de la nueva carretera de Pulaski, iluminada por el sol poniente. La distancia entre los coches (que la ruta automática medía estrictamente) nunca cambiaba.

Tom sintió un dolor sordo en los ojos. Unos breves calambres le atenaceaban ahora los músculos. Le echó a Jeannie una mirada de disculpa, pues a ella no le gustaban los programas deportivos, y encendió la pantalla de TV del tablero. La tercera partida del campeonato mundial ya había comenzado. Malenkovsky con las rojas. Malenkovsky movió una pieza y se reclinó en la silla. Las cámaras enfocaron a Saito, con las negras. Iba a ser una buena partida de damas. Más movida que casi todas.

Estaban a menos de un kilómetro del Túnel cuando la fila de coches se detuvo de pronto. Durante un minuto Tom no dijo nada. Quizá había ocurrido un accidente, o quizá alguien había salido de la fila, pasando ilegalmente de automático a manual. Otro minuto más. Las manos de Jeannie apretaban tensamente la manta amarilla que estaba tejiendo.

Era evidente ahora que la detención se prolongaría. Jeannie miró las filas inmóviles de coches, frunciendo un poco el ceño.

—Me alegra que ocurra ahora. Esto aumenta nuestras probabilidades, ¿no es así?

La pregunta era retórica y Tom sintió la irritación habitual. Jeannie era una joven inteligente, pues si no él no la hubiese querido tanto. Pero no podía entender las leyes de las probabilidades. El Túnel se cerraba diez veces por semana, término medio. Los diez cierres podían sucederse con intervalos de segundos o en plazo de una hora. A veces no había ningún cierre en todo un día. Que hubiese ocurrido en este momento no modificaba nada.

—Alguna vez nos tocará a nosotros, Tom —dijo Jeannie pensativamente.

Tom se encogió de hombros sin responder. Podía ocurrir cualquier cosa en el futuro, pero ahora estaban a salvo, por lo menos durante media hora.

David estaba retorciéndose un poco, con cara de disculpa.

—¿Puedo salir, papá, si el Túnel está cerrado? Me duele.

Tom se mordió los labios. Entendía bien a los chicos, recordando los años en que su propio cuerpo crecía y crecía, y él no quería hacer otra cosa que correr, correr rápidamente, a cualquier parte. Los chicos, extravertidos, todos ellos. Quizá uno podía ir adelante de ese modo en el siglo veinte, cuando no había multitudes y sobraba el espacio, pero no ahora. David tendría que aprender a estarse quieto, como todos los demás.

David había comenzado a flexionar los músculos rítmicamente. Ejercicio pasivo, lo llamaban. Un nuevo pseudo deporte que no necesitaba espacio y era enseñado científicamente en los minutos de recreo. Tom observó con envidia a su hijo. Era magnífico disponer de tanta energía física, no teniendo que hacer cola para obtener una nueva ración de gimnasia.

—Papá, en serio, tengo que salir.

David se retorció otra vez en el asiento. Bueno, parecía que el chico decía la verdad. Tom miró por el parabrisas. Los miles de coches que estaban a la vista no se movían aún. Abrió la portezuela. David se deslizó rápidamente fuera del coche. Tom observó como el chico comenzaba a estirar los brazos por encima de la cabeza, liberado de la presión del techo y como en seguida se comportaba en forma decente adoptando el paso introvertido. Por suerte, había un retrete a pocos metros y la cola de gente era corta allí.

«Está creciendo», pensó Tom, sintiéndose descorazonado de pronto. Había estado rogando que el chico heredara la estatura baja de Jeannie, no su propio metro ochenta. Cuanto más espacio ocupaba uno, más difíciles eran las cosas que, por otra parte, empeoraban día a día. Tom había notado últimamente que la gente le ponía mala cara en la calle.

En el brillante Topolino azul que estaba detrás había una familia italiana, también con muchos chicos. Dos de ellos, al ver a David delante del retrete, salieron corriendo y se pusieron a la cola. El padre sonreía y, de pronto, se volvió hacia Tom, que apartó los ojos. Recordó haber visto como se pasaban en el coche una botella de agua muy cara, y toda la familia había empinado alegremente el codo como si el agua creciese en los árboles. Extravertidos, todos ellos. Era casi criminal que se les permitiera a esas gentes ir de este modo de aquí para allá, aumentando la incomodidad de todo el mundo. Ahora el padre había dejado también el coche. Tenía el pelo negro, rizado, y era rechoncho. Cuando vio que Tom lo miraba, sonrió ampliamente, señaló el Túnel y alzó los hombros como queriendo expresar una divertida resignación.

Tom tamborileó con los dedos en el volante. Los extraversos eran afortunados. Nunca parecían preocupados a propósito del Túnel. Tenían que sacar a los chicos fuera de la ciudad, de cuando en cuando, como todo el mundo. Para salir y para entrar había que pasar necesariamente por el Túnel, de modo que se encogían de hombros y pasaban. Además, ahora había tantas normas y reglas que era difícil discutirlas. Nadie podía oponerse al Consejo de la Ciudad. Los extraversos nunca temían el viaje como Jeannie, ni lo… Los dedos de Tom se cerraron rígidamente sobre el volante y trató de alejar el pensamiento que se le había ocurrido. Había estado a punto de decir que ni lo necesitaban como a él.

David salió del retrete y se deslizó otra vez en su asiento. Los coches habían empezado a moverse y poco después ya se arrastraban como antes.

A la izquierda de la carretera se extendía ahora la construcción que llamaban, en broma, la «montaña de las latas de cerveza». Hasta ahora no había nada allí excepto las pilas montañosas de ladrillos brillantes, los ladrillos de metal que en un tiempo habían sido recipientes de hojalata y que pronto se ordenarían en otra de las tan necesitadas casas de vivienda. Probablemente con cielos rasos todavía más bajos y paredes aún más delgadas. Tom parpadeó involuntariamente, pensando que en su casa, en una zona de residencias más antiguas, los cielos rasos eran tan bajos que él nunca podía estar de pie sin tener la cabeza inclinada. El espacio destinado a los hombres estaba reduciéndose, y todos los días un poco más.

En la llanura, a la derecha de la carretera, se extendían en hileras de kilómetros y kilómetros de edificios centelleantes, separados por estaciones de gasolina y parques de estacionamientos. Y más allá de esa llanura se alzaban los suburbios de Long Island, de pisos de cemento y atestados de rascacielos de alegres colores.

Aquí, ya más cerca de la ciudad, el aire tronaba con el ruido de las radios de transistores y los aparatos de TV. La intimidad y el silencio habían desaparecido de todas partes, por supuesto, pero éste era un barrio de clases bajas y el estruendo atravesaba aun las ventanillas cerradas del coche. Los inmensos edificios, de bloques de cemento y luces de neón, llegaban casi al borde de la carretera, con rampas entre ellos en todos los niveles. En esas rampas, construidas en un principio para los coches, se amontonaba ahora la gente que volvía de sus turnos de trabajo o de una visita a los mercados, o que entretenía simplemente las interminables horas de ocio. «Parecen todos bastante apáticos», pensó Tom. Nadie podía acusarlos en verdad. La vida material era tan segura que nadie hacía un trabajo que no fuese realmente necesario. Todos lo sabían. Los empleos de esa gente eran probablemente tan monótonos y fútiles como el suyo. Todo lo que él hacía era verificar columnas de números en un libro mayor y luego copiarlas en otro libro mayor. Mataba el tiempo, como los demás. No parecía que a esta gente le importara mucho.

Pero, mientras miraba, hubo de pronto un rápido forcejeo en la multitud, un breve estallido de violencia. El zapato de un hombre había roto el tacón de una mujer. La mujer se volvió y golpeó al hombre con el bolso de las compras, abriéndole una herida en la mejilla. El hombre contestó con un puñetazo al estómago de la mujer, que lanzó a su vez un puntapié. Un hombre que venía detrás se abrió paso entre ellos a codazos, con la cara distorsionada. La pareja se separó, murmurando entre dientes. La irritación se extendió, como ocurría de cuando en cuando, como si nadie esperara otra cosa que la oportunidad de descargar un golpe.

Jeannie había visto también el incidente. Ahogó un grito y apartó los ojos de la ventanilla, mirando a los niños que ahora dormían. Tom le acarició el pelo.

Un vasto rascacielos se alzaba ahora ante ellos: el cubo de paredes de vidrio de Manhattan. Unos rayos luminosos salían del edificio y se perdían en el crepúsculo. Los jardines, cuidadosamente planeados, eran manchas verdes en los noventa y ocho pisos de la unidad. Tom, como siempre, bendijo a la mente previsora que los había puesto allí. Todos sus hijos podían pasar de ese modo una hora semanal en la hierba y jugar junto al árbol. Hasta había un zoológico en cada piso, no como los zoológicos complicados de Washington, Londres y Moscú, por supuesto, pero sí por lo menos con un perro, un gato y una pecera bastante grande. Lujos semejantes permitían que uno olvidara a veces la multitud y el ruido y los cuartos diminutos y la sensación que nunca había bastante aire para respirar.

Estaban ya cerca del Túnel. Jeannie había dejado su tejido y tendía la cara hacia adelante como si estuviese escuchando más que mirando. A pesar de sus propios razonamientos, Tom se sorprendió tocando nerviosamente el tablero. En la pantalla de TV, Malenkovsky movía triunfalmente una dama.

Habían llegado a las puertas del Túnel. Jeannie estaba callada; y miró irracionalmente su reloj pulsera. Tom apretó el botón de los tranquilizantes y la gaveta se abrió, pero Jeannie meneó la cabeza.

—Odio esto, Tom. Me parece una idea absolutamente sucia.

La irritación de Jeannie sorprendió a Tom, sintiéndose casi escandalizado.

—¿No es lo más justo? —replicó—. Lo sabes muy bien.

—No me importa —dijo Jeannie entre dientes—. Tiene que haber otro modo.

—No hay nada más justo —insistió Tom—. Corremos el riesgo como todos los demás.

Sentía ahora los latidos de su propio corazón. Tenía las manos frías. Siempre le pasaba eso cuando entraban al Túnel, y nunca había sabido si era miedo o impaciencia, o las dos cosas. Observó a los niños en el asiento trasero. David miraba la pantalla de TV otra vez y se mordisqueaba una uña. Los otros tres dormían aún, tal como se les había enseñado, con las manos dobladas sobre el vientre. Tres ratones ciegos.

En el Túnel había ecos y frío. Las paredes de azulejos, limpios y pulidos, emitían una luz blanca. Soplaba un viento y parecía que los coches se movían rápidamente. La familia italiana venía aún detrás de ellos, a una velocidad constante. En el techo del Túnel se movían unos grandes ventiladores, más ruidosos que los invisibles aparatos de aire acondicionado y el lento movimiento de los coches.

Jeannie había apoyado la cabeza en el respaldo del asiento como si estuviese dormida. Los coches se detuvieron un instante, poniéndose en seguida en movimiento. Tom se preguntó si Jeannie había sentido aquel mismo escalofrío. Le miró entonces la boca y descubrió una expresión de miedo.

El Túnel, pensó, tenía dos mil quinientos metros de largo. Cada uno de los coches medía dos metros. Había un metro y medio entre cada coche. Setecientos coches en el Túnel por lo tanto, más de tres mil personas. Se tardaba quince minutos en pasar el Túnel. Estaban a medio camino.

Habían cruzado ya las tres cuartas partes. Unas luces automáticas parpadeaban en el techo. El pie de Tom se movió hacia el acelerador antes que recordara que el coche marchaba en automático. Era un movimiento casi instintivo. Las manos y los pies querían hacer algo. El cuerpo deseaba controlar la dirección del avance. Siempre se sentía así, en el Túnel.

Ya estaban casi afuera. Tom tuvo la sensación que unas hormiguitas le corrían por el cuero cabelludo. Movió los dedos de los pies sintiendo las asperezas de la arena entre ellos. Ahora ya se veía la salida. Quizá dos minutos más. Un minuto.

Se detuvieron otra vez. Un coche, en algún sitio, allá adelante, se había salido de la fila. Una vez fuera del Túnel estaba permitido pasar otra vez a manual, pues era necesario elegir la pista correcta entre las otras diez. De otro modo, uno podía encontrarse de pronto en la pista más alta de Manhattan cuando ya no había sitio para doblar.

Tom palmeó el volante. El coche de adelante había vuelto otra vez a la fila. Se pusieron de nuevo en marcha, más rápidamente. Ya estaban fuera del Túnel.

Jeannie recogió su tejido y lo sacudió bruscamente. En seguida, lo dejó caer como si se hubiera pinchado los dedos. Arriba sonó una campana, no muy fuerte pero clara. Justo detrás del parachoques trasero, unas puertas se deslizaron cerrándose silenciosamente.

Jeannie se volvió para mirar el espacio donde había estado hasta entonces la familia italiana, el coche de color azul y donde habían estado otros. No se veía ningún coche ahora. Jeannie se dio vuelta otra vez y miró inexpresivamente por el parabrisas.

Tom estaba calculando. Dos minutos para que funcionaran las duchas del techo. Luego, los setecientos coches del Túnel serían izados y vaciados. Diez minutos para eso, aproximadamente. Se preguntó cuánto tardarían los ventiladores en eliminar los restos del gas cianuro.

«Despoblación sin discriminación» lo habían llamado en la época de las elecciones. Nadie hubiera admitido que votaba por eso, pero casi todos votaron. Uno se decía en voz alta: «es el modo más justo de cumplir con algo necesario». Pero en algún lugar secreto de la mente, uno reconocía que había algo más. Una apuesta, el único elemento impredecible en el largo y temible proceso de la supervivencia. Un juego. Una ruleta rusa. Un juego en que uno entraba para ganar. O quizá para perder. No importaba mucho, pues el Túnel excitaba en verdad. No quedaba otra excitación en el mundo.

Tom se sintió de pronto notablemente despierto. Puso el coche en manual y enfiló la nariz redonda del Topolino hacia la cuarta carretera.

Se puso a silbar entre dientes.

—La próxima semana otra vez a la playa, ¿eh, querida?

Jeannie lo miraba a la cara. Tom dijo defensivamente:

—Es bueno para todos salir alguna vez de la ciudad, respirar de cuando en cuando un poco de aire fresco.

Tocó a Jeannie con el codo y le tironeó el pelo, afectuosamente.

____________________
Fuente: El mundo que no veremos. (Recopilación de cuentos)